Mi hijo no cuida sus cosas

Por qué mi hijo no cuida sus cosas

La educación de los niños es una tarea sin fin, porque cada día aparecen nuevos retos y cuestiones que trabajar. Los niños no nacen sabiendo, ninguno. Todo lo tienen que aprender y necesitan que alguien, generalmente padres y madres, se dediquen a enseñarles valores, a desarrollar todas sus capacidades y descubrir e identificar lo que está bien de lo que está mal.

Es por esto que en muchas ocasiones se espera que los niños se comporten de la manera correcta, sin que nadie les haya enseñado a hacerlo. Lo que se traduce en decepción y enfado, pero de una forma poco justificada si nadie ha enseñado al niño cómo se tiene que comportar. Esto es algo muy frecuente en cuestiones como el cuidado de sus cosas personales.

Los niños necesitan aprender a cuidar sus cosas

Enseñar al niño a cuidar sus cosas

Para los niños, las cosas no tienen valor económico porque no son conscientes de lo importante que es el dinero para su bienestar. Por ello, no se molestan en cuidar bien sus cosas para que no se pierdan, no se estropeen o rompan. Cosas que tú has comprado con todo tu esfuerzo y tu amor, que esperas que tu hijo valore, pero que un día se queda en un rincón o tirado en cualquier parte.

Por ello, es esencial enseñar a los niños cosas tan importantes como el valor del dinero, del trabajo, la responsabilidad, la autonomía o el agradecimiento, entre otras muchas lecciones fundamentales. Ser agradecido es el primer paso para que el niño valore que tú has hecho un esfuerzo para que él tenga ese objeto. En esa primera lección el niño aprende que las cosas no se adquieren porque sí, y aquí llega la segunda lección, el valor del trabajo.

Muchas cosas las tienen que tener para su propio bienestar, como la ropa que visten cada día o sus materiales del colegio, lo que no significa que las tengan que valorar menos que ese juguete que tanto desea. En el segundo caso, el capricho conlleva un esfuerzo, enseña a tu hijo a esforzarse, a trabajar para conseguir esas cosas que desea. Pero las cosas esenciales, también tienen un valor y el niño debe aprender a cuidarlas, así no sufrirás porque tu hijo no cuida sus cosas.

Cómo enseñar a mi hijo a cuidar sus cosas

Mi niña no cuida sus cosas

Tu hijo no cuida sus cosas, quizá porque todavía no ha aprendido cómo debe hacerlo. Por lo que debes empezar por el principio, ayúdale y enséñale desde el ejemplo. Tras cada juego hay que ordenar las cosas antes de pasar a la siguiente lección, párate unos minutos con tu hijo para poder hacerlo. Si no quiere colaborar, no podrá jugar a ningún otro juego.

Las normas deben cumplirse, por lo que no debes ceder ante los reproches del niño o nunca aprenderá. También debes enseñarle a cuidar sus materiales del colegio, para ello, procura que en su habitación tenga un lugar destinado para cada cosa. No es lo mismo tener que ordenar sin saber dónde poner cada cosa, que tener un hueco preparado en todo momento.

Tampoco debes comprarle todo lo que pida, aunque puedas permitírtelo. Así el niño aprende que las cosas se consiguen con facilidad y cuando llega el momento de hacerse cargo de sus propias cosas, llegan las frustraciones y la dificultad para hacer frente a los problemas. De la misma manera es esencial dedicar un tiempo a la educación financiera.

Enseña a tus hijos a ahorrar, que aprendan que el dinero no se obtiene por arte de magia, que hay que trabajar muy duro para conseguirlo. Cada niño debe tener una hucha en la que poder guardar el dinero recibido por una tarea, un regalo o una paga. Así descubrirá todo lo que hay que esforzarse y ahorrar para tener aquello que se desea. Y algo esencial, enséñales que aún trabajando y esforzándose mucho, no siempre se consigue lo que se quiere.

Aunque pueda parecer cruel o una lección demasiado dura para un niño, es muy importante que no llegue a la adolescencia o la madurez sin contar con las herramientas necesarias para afrontar las adversidades. Todo lo que puedas enseñarle a tus hijos desde la infancia, se traducirá en un niño maduro, autónomo, con valores y capacidad para afrontar la vida como venga.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.