Mi hijo olvida lo que aprende

hijo olvida lo que aprende

Sucede que mi hijo olvida lo que aprende. O bien que no logra incorporar los contenidos académicos. En algunos casos, hay niños que tienen dificultades de aprendizaje. En otros se trata de problemas de distracción o, simplemente, no tienen constancia a la hora de estudiar y aprender.

Hay muchos factores que inciden en el aprendizaje de los niños pero es importante prestar atención a los indicios que pueden dar cuenta de un trastorno del aprendizaje o bien de un simple descuido o distracción. Hay niños a los que les cuesta más retener conceptos o bien que ponen su atención en otras cosas. Por eso es positivo realizar un seguimiento para así detectar cualquier posible trastorno.

Olvidar lo aprendido

Olvidar lo que aprende un niño o no lograr memorizar los contenidos escolares es algo bastante frecuente. Hay varias razones por las que puede ocurrir. Si hablamos de aprendizaje, tenemos que tener en cuenta una serie de herramientas y comportamientos que inciden en el proceso de adquisición de nuevos saberes. Para comenzar, saber que cada niño es diferente.

hijo olvida lo que aprende

Todos los niños tienen diferentes ritmos de aprendizaje así como diferentes estilos para adquirir los conocimientos. Hay niños más visuales y otros más auditivos, niños que anclan en un tipo de memoria u otra, niños más físicos a los que les cuesta prestar atención y otros que logran mantenerse quietecillos en sus sillas por largos períodos. Sin embargo, más allá del temperamento de cada peque, hay algunos síntomas que podrían dar cuenta de un problema de aprendizaje. Si mi hijo olvida lo que aprende como algo aislado podría ser un simple problema de memoria, no necesariamente hablamos de un trastorno mayor.

Ahora bien, si al problema se le suman otros, como dificultades para expresarse verbalmente o aprender las letras y números pasada cierta edad, podríamos estar ante un caso más serio. Cuando hay dificultades de aprendizaje, se ve afectado el procesamiento de la información, algo que se ve reflejado tanto en que la lenta adquisición de la lectoescritura como a la comprensión de ejercicios matemáticos.

Hijos que olvidan todo

Cuando no hay un problema de atención detectado, es probable que si tu hijo olvida lo que aprende se deba a algún problema de distracción. Hay varios formas de no prestar atención, lo que, a su vez, provoca la imposibilidad de recordar aquello que aprendió.

hijo olvida lo que aprende

Los olvidos pueden aparecer como consecuencia de varios factores. Uno de ellos es la distrabilidad, algo que no les permite mantener la atención en un punto fijo durante mucho tiempo. Debido a esto, los peques cambian su foco de atención en forma repetida y ante cualquier estímulo. Por lo general, se trata de niños que además elaboran los pensamientos de forma veloz por lo que se distraen con facilidad con sus propios pensamientos, que no pueden frenar.

En otros casos, el problema es la apatía, es decir que no sienten deseos de estudiar y aprender. Por eso es que no logran retener la información nueva durante mucho tiempo. La apatía escolar es un fenómeno bastante frecuente de estos tiempos. Otro caso es el de fatigabilidad, es decir niños que no logran concentrarse para entonces recordar lo que aprenden debido al cansancio. Cuando un niño olvida lo que aprende puede ser que se deba a la fatiga o cansancio, un cansancio recurrente que no les permite retener los contenidos.

Motivación y olvidos

Los problemas de motivación también pueden llevar a que un hijo olvide lo que aprende. La falta de motivación y el interés son esenciales para el proceso de aprendizaje. Por lo general, no queda guardado en el cerebro aquello que nos interesa mientras que descartamos la información que consideramos poco importante. En el caso de los adolescentes, los problemas de motivación son algo habitual, en especial si se trata de jóvenes que deben aprender contenidos que no les resultan interesantes.

https://madreshoy.com/me-aburro-como-afrontar-esta-actitud-de-tus-hijos/

Si tu hijo olvida lo que aprende puedes observarlo y además preguntarle si le sucede algo, si le interesan las clases o bien si se sienten desmotivado. Más allá del diálogo, si notas algo extraño lo mejor es realizar una consulta con el pediatra.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.