Miedo a la oscuridad: Consejos para ayudar a los niños a enfrentarse a sus monstruos nocturnos

Miedo a la oscuridad: Consejos para ayudar a los niños a enfrentarse a sus monstruos nocturnos

Tener miedo a la oscuridad es algo muy común en los niños pequeños. Su gran imaginación les ayuda a convertir cualquier cosas y cualquier sombra en un temible monstruo. Si son capaces de hacer un caballo con el palo de la escoba, es lógico pensar que son capaces de imaginar también otro tipo de cosas no tan divertidas cuando están a oscuras.

Esta imaginación infantil que es capaz de hacerles pasar momentos maravillosas con un palo y una caja, es también la responsable de la creación de espeluznantes escenarios nocturnos llenos de aterradores monstruos que se esconden y acechan en cualquier recoveco de su cuarto. Afortunadamente, hay maneras de ayudar a los niños a enfrentarse estos miedos nocturnos.

Cómo ayudar a un niño a enfrentarse al miedo a la oscuridad

#1 – No dejarle a oscuras de golpe: hacerlo poco a poco

Lo primero que hay que hacer si empiezan a surgin los miedo es comenzar lentamente a dejarle  a oscuras en su habitación.  El miedo a la oscuridad es algo que hay que abordar con delicadeza y poco a poco. Si un niño tiene miedo a estar solo y a oscuras, no conviene obligarle y esperar a que el miedo se vaya solo, porque ocurrirá justo lo contrario. Lo mejor es empezar dejando una luz encendida de poco intensidad en su habitación. También se puede dejar encendida una luz en el pasillo. A medida que el niño se vaya acostumbrando, se pueden ir apagando esas luces, empezando por las que están más lejos.

#2 – Cuidar el ambiente que hay en casa cuando se acuesta al niño

A los niños hay que acostarlos en un ambiente feliz, tranquilo y positivo, sobre todo si tienen miedo a la oscuridad. Para ello, hay que procurar que escuche y vea cosas bonitas. Leerle un cuento, cantarle una canción o hablarle de cosas bonitas de manera tierna y cariñosa le ayudará a sentirse más seguro y a pensar en cosas positivas.

#3 – Compañía para que se sienta seguro

Quedarse con el niño un rato para que se relaje es una buena opción, complementaria al punto anterior. Además, es un buen recursos dejarle en compañía de alguno de sus muñecos preferidos, ya que  le ayudará a sentirse seguro y apoyado. Una cosa muy importante es acudir si llama para que sepa que siempre hay alguien velando por él y par que no se sienta desamparado.  ah

#4 – Observar si hay algún motivo por el que el niño tiene miedo

Que los niños tengan miedo a la oscuridad es normal, pero puede que la causa no sea solo una imaginación activa y despierta. Si el niño muestra signos de miedo a lo largo del día, o se muestra distante cuando se le habla de ciertos temas, es probable que haya algo más detrás de ese miedo a la oscuridad. Otro motivo que puede activar el miedo a la oscuridad es el tipo de contenidos que el niño ve en la televisión, en videojuegos, en periódicos y revistas, o lo qeu oiga en la radio. En este sentido, hay que estar alerta.

 

 

 


Categorías

Consejos, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *