Miel en los niños menores de un año

Como todos sabemos durante los primeros meses de vida del bebé, éste debe alimentarse solamente de leche materna, ya que ésta contiene todas las vitaminas y nutrientes que el pequeño requiere.

Sin embargo, cuando el niño comienza a tomar biberón, muchas madres suelen utilizar miel para endulzarlo. Otra costumbre, es colocar este producto en el chupete, para que el niño calme su llanto al succionar.

Estudios médicos han comprobado que en los niños que no alcanzan el año de vida, la miel es contraproducente. Las contraindicaciones del alimento van más allá de los dolores de estómago o la salud bucal, sino que se sabe que algunas abejas, como la miel misma, pueden contener esporas de Clostridium botulinum, que producen neurotoxina en el intestino del pequeño, el cual debemos recordar que no ha llegado a un estado total de desarrollo y maduración.

Ahora bien, cuales son los síntomas de botulismo que podemos llegar a detectar en un lactante. Si el niño padece desgano, falta de apetito, llanto débil y debilidad en los músculos, se debe acudir al pediatra de inmediato. Esto se debe a que la toxina cuando no es tratada paraliza los músculos, luego brazos y piernas y finalmente los músculos respiratorios.

Las cantidades de miel, aunque sean pequeñas pueden generar esta enfermedad en los pequeños.

La miel es un producto altamente nutritivo, sin embargo el niño puede comenzar a consumirla a partir del año de edad, previa consulta a su médico.

Fuente: consumer


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *