Migrañas durante el embarazo

Migrañas durante el embarazoAunque nunca hayas tenido migrañas es posible que las sufras durante el embarazo. Hoy vamos a conocerlas un poco más para que puedas prevenirlas o mejorar sus molestias.

Las migrañas son dolores de cabeza muchísimo más fuertes que un dolor de cabeza común. El dolor se localiza en un punto exacto de la cabeza y suele causar mucha molestia en los ojos. Se pueden asociar otros síntomas como náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al ruido.

A menudo empeoran con el movimiento, en ese caso es preferible permanecer en una habitación a oscuras y evitar cualquier estímulo externo. A veces estas crisis pueden acompañarse de un “aura“. Se trata de efectos visuales en diferentes formas: destellos de luz, línes de colores o visión doble.

Estos síntomas suelen desaparecer a los 20-30 minutos, quedándose con nosotras el fuerte dolor de cabeza. La duración de una crisis de migraña es variable (12-24 horas).

Si tus migrañas son simplemente causa del embarazo tienes buenas noticias: desaparecen o mejoran en un 70% de las mujeres, sobre todo en los dos últimos trimestres del embarazo. Después del parto, la frecuencia de migrañas volverá a ser la misma que antes del embarazo.

Por lo general, para evitar estas crisis de migrañas, se deben evitar los factores que la desencadenan y estos son:

  • No comer o dormir durante un largo periodo de tiempo.
  • La exposición a la luz brillante.
  • Permanecer en lugares donde hay ruidos fuertes.
  • Los cambios de las condiciones meteorológicas.
  • El estrés o ansiedad.
  • Ciertos alimentos como el chocolate, el alcohol o algunos tipos de queso.

Existen algunos pequeños trucos que pueden reducir su frecuencia o gravedad:

  • Aplicar una compresa fría en la base del cráneo.
  • Lavarse la cara con agua fría.
  • Beber agua con frecuencia para evitar la deshidratación.
  • Prácticar alguna actividad física con frecuencia (para aliviar el estrés y la ansiedad).
  • Técnicas de relajación como el yoga, por ejemplo.
  • Un buen masaje para reducir la tensión muscular.

Sin embargo algunas mujeres sufren migrañas más graves que requieren medicación. Algunos medicamentos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia, tu médico te recetará los que vea conveniente (generalmente suele ser paracetamol).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *