Mini uvas para los más pequeños

Pijamas de navidad

Hoy es uno de los días más especiales del año, hoy damos el último adiós al 2014 para dar paso al nuevo año. Este día está lleno de tradiciones, en todo el mundo hay alguna costumbre como la de comer las doce uvas.

En otros países no se comen las uvas, sino que en su lugar se comen lentejas, una manera muy original de empezar el año. A nosotros los mayores no nos supone nada comernos esta noche las doce uvas pero a los más pequeños sí. 

Ya que no sabemos si se comerán las uvas o no, podemos hacer algunos trucos para que les sea más fácil tomarlas. Una de las cosas que ayuda bastante a que se la coman mejor es comprarles a ellos unas uvas más pequeñas, para que no les cueste tanto masticarlas y no tengamos un disgusto esta noche. Para hacérselo más fácil aun podemos quitarle la piel y las pepitas, aunque necesitaremos un tiempo de preparación para dejarlas listas antes de las doce.

Estas uvas pueden ser naturales o de las que venden en latas que suelen ser mucho más pequeñas y además van preparadas sin piel. Son mucho más cómodas pero también salen algo más caras de lo normal. Otro truco es prepararles estas uvas en recipientes más llamativos o acompañarlo con otra fruta con la que hagamos algún animal que llame más su atención. Cuando esté todo preparado sólo queda disfrutar de la familia y pasar un buen comienzo de año.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *