Mitos sobre la alimentación durante el embarazo (segunda parte)

embarazo feliz

Durante el embarazo los mitos en cuanto a la alimentación de la embarazada son muchos. Aunque la norma es dieta mediterránea y comer con cabeza es importante mantener ciertas precauciones.

Hay una serie de infecciones alimentarias que podemos contraer durante nuestra vida y no darnos ni siquiera cuenta de haber estado enfermos, porque los síntomas son banales, similares a un resfriado común. El problema es que algunas de estas enfermedades si pueden afectar al bebé que se está formando en nuestro útero. Vamos a intentar aclarar algunas dudas y mitos al respecto.

Toxoplasmosis

Es una enfermedad causada por un protozoo, el toxoplasma gondii. La padecen diversos mamíferos, aves y reptiles y puede contagiarse al ser humano por contacto con animales afectados, especialmente gatos, o por el consumo de carnes o verduras contaminadas.

Su contagio durante el embarazo puede provocar malformaciones en el bebé.

Precauciones:

  • No tener contacto con gatos (fundamentalmente con sus heces)
  • No comer carnes poco cocinadas o crudas
  • Lavar muy bien las frutas y verduras antes de comerlas
  • Utilizar guantes para realizar cualquier tarea de jardinería

embutido

Mitos:

  • No se puede tomar embutido: Solo está prohibido comerlo si está crudo o semicrudo, como cualquier carne, si está bien cocinado o bien cocido si se puede comer.
  • Si lo congelas lo puedes tomar crudo: La congelación casera no nos asegura la destrucción el protozoo.
    Es difícil alcanzar y mantener la temperatura adecuada para destruir el protozoo en los congeladores caseros.
  • Si es de Jabugo puedes comer el jamón: Las investigaciones no son concluyentes y hay tantos defensores como detractores de su consumo en el embarazo, yo os diría que mejor lo dejaseis para después.
  • Las ensaladas y verduras de bolsa no hay que lavarlas: las verduras y ensaladas envasadas no siempre han sido lavadas tan escrupulosamente como es preciso para eliminar el toxoplasma. Mejor lavarlas.
  • El contacto con perros transmite la toxoplasmosis: Solo el gato la transmite por contacto. Son la única especie animal que una vez infectada elimina el toxoplasma y lo hace por las heces. Los otros animales, en cambio, lo mantienen en su cuerpo, por eso solo pueden contagiar si se come su carne sin haber sido debidamente cocinada.

lacteos

Listeria

Se trata de una infección causada por consumir alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes. Esta bacteria es muy resistente y capaz de sobrevivir en condiciones muy adversas. Por suerte su contagio al ser humano es bastante poco frecuente.

En el caso de sufrir la infección durante el embarazo puede afectar al bebé, provocando malformaciones o lesiones neurológicas.

Esta bacteria se encuentra en el agua y el suelo. Las verduras se pueden contaminar con la tierra o el estiércol utilizado como fertilizante. Los animales pueden tener la bacteria sin tener ningún síntoma y contaminarse así sus carnes o productos lácteos.

También es posible que los alimentos que se contaminan después de su procesamiento. La leche no pasteurizada (cruda) o los alimentos hechos con este tipo de leche, como quesos, pueden contener la bacteria.

Precauciones

La Listeria se destruye durante la pasteurización y cocción.

Las precauciones para evitar su contagio son similares a las que se recomiendan para evitar la toxoplasmosis o para evitar toxinfecciones alimentarias. Además es muy importante no consumir leche ni productos lácteos que no estén elaborados con leche pasteurizada.

Revisa siempre las etiquetas de los lácteos, si no especifica que ha sufrido algún proceso de pasteurización mejor no consumirlos.

Mito:

Sólo los quesos blandos pueden transmitir la listeria: no es cierto, cualquier lácteo elaborado con leche que no ha sido pasteurizada la puede transmitir.

fish

Anisakis

El anisakis es un parásito que se encuentra en el aparato digestivo del pescado.

Si después de capturar el pescado no se procede de forma inmediata a eviscerarlos, el parásito sale del aparato digestivo y contamina la carne del pescado. Cuando una persona ingiere el pescado contaminado sufre una infección similar a una gastroenteritis. Las precauciones son comunes a toda a la población

El parásito muere por la congelación a -20 ºC y también si le sometemos a mas de 60ºC.

Precauciones

  • No tomar salazones, ahumados, encurtidos, marinados, carpaccio o ceviche, si no se ha preparado con pescado congelado previamente.
  • Cocinar a mas de 60º durante al menos 2 minutos (a la plancha suele resultar insuficiente).
  • Congelar a -20º durante al menos 72 h. Es recomendable el pescado ultra congelado porque se eviscera precozmente en alta mar y la probabilidad de que el parásito sobreviva es menor.

Mito:

  • El pescado contagia la toxoplasmosis: El pescado puede transmitir el anisakis y bien elaborado podemos eliminar el problema.
  • No podemos comer pez espada o atún: Los pescados grandes acumulan demasiado mercurio en su carne. Por esta razón se recomienda disminuir su consumo y consumir mas pescados de menor tamaño.

Para mas tranquilidad puedes consultar el folleto con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *