Mitos y realidades sobre la erupción dental (I)

Primeros dientes

La salida de los dientes es una etapa difícil tanto para los bebés como para los padres. Al bebé le duele, se siente mal y le aparecen diferentes síntomas a causa de la irritación y para los padres es desesperante ver que su pequeño tiene alguna molestia y no saber cómo ayudarle.

Por eso hoy vamos a ver algunos mitos y realidades sobre la erupción dental, así estarás mejor informada y sabrás qué hacer cuando te toque pasar por esa etapa.

Síntomas frecuentes

El mito: La salida de los dientes es un proceso natural, por eso no se asocia con síntomas como la fiebre, por ejemplo. En caso de que el bebé se encuentre mal o le aparezca alguna erupción en la piel será necesario acudir al pediatra porque probablemente se deberá a algún otro problema.

La realidad: Se ha demostrado en diferentes estudios que cuando al bebé le salen los dientes puede presentar fiebre, babeo excesivo, erupciones cutáneas (especialmente alrededor de la boca), alteraciones en el sueño y diarrea. Aún así no estaría mal acudir al peadiatra, pero si te indica que no existe otro problema no te preocupes, es algo totalmente normal y lo único que podrás hacer es ayudarle a aliviarse.

Cuánto duran las molestias dentales

El mito: Algunos padres y madres creen que la erupción dental solo molesta al principio, cuando es una sensación totalmente nueva para el bebé y que, cuando se familiarice, pasarán desapercibidos.

La realidad: El proceso de dentición finaliza alrededor de los dos o tres años y siempre causa alguna molestia. Es cierto que al principio molestan más por ser algo nuevo y que el bebé aún no controla, cada vez se familiarizará más con esa sensación y podrá soportarlo mejor, pero igualmente tendrá alguna molestia.

Más información – Jarabe natural para la tos

Foto – El secreto Avent


Categorías

Salud

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *