Molestias del embarazo y sus soluciones (I)

Molestias durante el embarazo

Durante el embarazo son frecuentes numerosos trastornos en nuestra salud, pero no te preocupes, son solo parte del embarazo y se deben a los múltiples cambios que pasan por nuestro cuerpo a través de esos 9 meses. Vamos a conocer cada trastorno de cerca para que puedas estar más tranquila.

  • Trastornos del sueño

Las pesadillas, el insomnio o la somnolencia son frecuentes durante el primer y tercer trimestre del embarazo a causa de los cambios hormonales.

¿Cómo solucionarlo?: Échate una siesta siempre que se te presente la oportunidad. 10 minutos pueden ser suficientes para recuperarte, aunque, si puedes descansar una horita ¡adelante!. Evita los estimulantes como el café y el té.

  • Las náuseas y vómitos

Entre un 50 y 80% de las mujeres sufren este trastorno durante el embarazo, pero ten paciencia, generalmente solo aparece durante el primer trimestre del embarazo y luego desaparece.

¿Cómo solucionarlo?: Divide las comidas de manera que no pases largas horas con el estómago vacío, evita los olores fuertes y los platos demasiado grasos. Si aún así continúan tu médico podrá recetarte algún medicamento o puedes recurrir a tratamientos a base de hierbas. Consulta en un herbolario antes de consumir nada por tu cuenta.

  • Acidez de estómago

Es algo frecuente, 7 de cada 10 mujeres la padecen durante el embarazo. La culpa de nuevo la tienen las hormonas y el tamaño del útero que cada vez ejerce más presión sobre el estómago.

¿Cómo solucionarlo?: Evita tumbarte justo después de comer. Come despacio y mastica bien la comida. Evita la ropa muy ajustada, sobre todo en la zona del vientre.

  • Calambres

Son dolorosos y algo frecuentes (15-30%), pero no son nada grave. Suelen producirse más por la noche en las los gemelos o en los pies y van avanzando progresivamente durante el embarazo.

¿Cómo solucionarlo?: A fuerza de magnesio. Incorpora a tu dieta almendras, avellanas o chocolate negro. Bebe agua que contenga un alto grado de magnesio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *