Motivación

motivación

Siempre se ha dicho que la motivación temprana en niños pequeños es una forma muy eficaz de que todo comportamiento sea mucho más fácil de realizar. Podemos definir la motivación como un proceso por el cual el comportamiento y las actividades que un individuo realiza se inicia y continúan durante un periodo de tiempo.

La necesidad de aprender a través de interacciones con el medio que les rodea es una necesidad innata que tiene el seer humano y es esta necesidad la que motiva a el comportamiento de un niño/a. Toda actividad placentera para cualquier niño motiva a su realización y continuación de dicha actividad.

Toda motivación gira alrededor de algún tipo de refuerzo (positivo o negativo). Estos refuerzos pueden venir de los mismos niños o de alguna fuente externa como los familiares, amigos, profesores…

Los patrones de un aprendizaje temprano preparan el terreno para el aprendizaje de toda la vida en las personas, por eso de su importancia. Los hábitos y las actitudes que se tengan durante la infancia prepararán el terreno para todo el aprendizaje que se realice en un futuro.

Para motivar a los niños hay veces que solo se necesita una buena frase que les de esa motivación. Alguna de ellas que pueden servir en determinados momentos son:

  • Te está costando pero lo estás haciendo muy bien.
  • Parece que disfrutas mucho haciendo eso.
  • Sigue así, lo haces muy bien.
  • Puedes mejorarlo. Sigue practicando y lo conseguirás.
  • Seguro que encuentras una mejor solución.
  • Inténtalo. Todos nos equivocamos y así aprendemos.
  • No te compares con nadie. No hay nadie como tú.
  • No podemos ser bueno en todo. Por eso cada uno tiene un talento especial.
  • Tómate tu tiempo para hacerlo.
  • Seguro que entre dos es más fácil.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *