Mucha televisión es mala pero, ¿poca es aconsejable?

La televisión forma parte del hogar de muchos millones de familias y cada día hay mayor número de programas dedicados a los diferentes gustos de cada uno. Utilizar la televisión como método de entretenimiento, de información o de diversión, puede estar bien siempre que se haga de una forma equilibrada. Muchos son los expertos que indican que un exceso de televisión es poco recomendable, pero, ¿ ver la tele en ciertos momentos es aconsejable?

Siempre que se utilice de forma saludable, la televisión en pequeñas dosis puede ser aconsejable. Dependiendo de para quién esté dirigida, obviamente. La ventaja de hoy en día, es que la oferta televisiva es tan amplia que todo el mundo puede encontrar un rato de entretenimiento a su gusto. Lo que en ningún caso resulta ventajoso, es el exceso, de igual manera que ocurre con casi todas las cosas.

¿Es aconsejable ver la televisión en pequeñas dosis?

Si se hace moderadamente, lo es, existen muchos programas educativos con los que se puede mejorar la cultura y los conocimientos a cualquier edad. Con cuidado, es posible utilizar este medio como método de entretenimiento, incluso en muchos casos, como compañía. Utilizar la televisión de forma adecuada es posible siempre que:

  • No utilices la televisión como compañía, como niñera para tus hijos o como excusa para no salir
  • Tengas la capacidad de apagar la televisión una vez que termine el programa que quieres ver, para poder realizar otra actividad después
  • Establezcas en casa unos buenos hábitos de vida saludable para toda la familia, que incluyan alimentación saludable, actividad física al aire libre y tiempo de ocio en familia

La televisión para los niños pequeños

En cuanto a los niños pequeños, también es posible que los peques vean la televisión de una forma adecuada. Los menores de dos años no deberían ver la televisión, pero a partir de esa edad, existen muchos programas específicos para niños que les pueden reportar muchos beneficios. En este caso lo más importante es, que el tiempo de visionado nunca supere las 2 horas diarias.

Además, deberás controlar la programación para asegurarte de que el programa es educativo y puede aportarle conocimientos a tu hijo. Elige dibujos en inglés, que contengan canciones o lecciones como los números, los colores o los animales. Una vez que el programa termine, apaga la televisión y motiva a tu hijo a realizar otras actividades.

La clave como siempre está en el equilibrio.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.