Mucosidad entre la nariz y la boca

Mucosidad entre la nariz y la boca

Cada año recibimos el otoño y la entrada del frío con los brazos abiertos, pero dentro de esta bienvenida también tenemos que recibir los dichosos resfriados de nuestros hijos y ese aumento de mucosidad que aparece entre la nariz y la boca.

Es una manifestación natural y es normal siempre observar que un niño tenga mucosidad, pero el problema se agrava cuando el niño no consigue erradicar esa mucosidad con facilidad. Es un tema muy  molesto que puede incomodar tanto al niño como a padres, ya que no comen ni duermen correctamente, afectando a todos lo que están a su alrededor.

¿Por qué se produce la mucosidad?

El moco actúa como primera barrera de nuestro organismo, está compuesta por leucocitos, los cuales segregan una enzima llamada peroxidasa que elimina cualquier virus o bacteria. Es por ello que la mucosidad acaba siendo esa parte fundamental y natural que segrega nuestro cuerpo. Su producción puede deberse a varias causas:

  • Se trata de algo natural que sirve como lubricante para mantener las vías respiratorias bien hidratadas. Con el frío la producción de mucosidad aumenta y es que se está preparando de forma innata para hacer de barrera contra los ya previstos de más de 200 tipos de virus diferentes que producen los refriados y catarros.

Tipos de mucosidad

Mucosidad entre la nariz y la boca

La mucosidad comienza con un moco claro y abundante. Es la primera fase inicial de un catarro y su mucosidad transparente sube y bajar por la garganta y se mueve desde la nariz hasta el estómago. Este proceso de mucosidad viene acompañado de estornudos y dura pocos días. Si llega a ser molesto se puede dar un jarabe anti-estamínico al niño.

Cuando el moco es espeso y abundante: es el que se mueve con más facilidad desde el sistema respiratorio hacia el estómago. Este moco invade la parte de la garganta y aquí puede llegar a ser molesto, llegando a despertar al niño por la noche para toser e intentar expulsarlo. No es un moco muy grave, pero hay que tener cuidado de que no se desvíe hacia los oídos porque podría provocar infección.

Cuando el moco es verdoso y amarillento: el moco sube y baja desde la nariz hasta la garganta y se vuelve mucho más espeso. El color amarillento se debe a que los leucocitos están luchando contra esa infección.

El moco verde aparece sobre todo por las mañanas y suele ser arrastrado desde la garganta ya que aquí ha sido retenido. Por su color verdoso es síntoma de existir una infección y en este caso los lavados nasales ya no son eficaces.

Cuando el moco va acompañado de fiebre es probable que exista una infección y  puede existir algo más como anginas, neumonía, otitis…O en el caso de que al niño le cueste respirar y tose con frecuencia durante mucho tiempo, es probable que pueda existir una bronquitis.

¿Cómo tratar la mucosidad?

Mucosidad entre la nariz y la boca

Los bebés que tienen mucosidad sufren por no saber sonarse ni expectorar los mocos, es por ello que podemos ayudarlos haciendo lavados nasales. Hay que realizarlos con suero fisiológico, 2ml en cada fosa nasal para niños pequeños y 5 ml en niños mayores. Lo más recomendable es hacerlo antes de acostar al niño y antes de cada toma.

Artículo relacionado:
Cómo enseñar a un niño a sonarse los mocos

Los aspiradores nasales también funcionan muy bien, pero hay que limitar su uso de uno a dos veces al día cuando el niño tenga mucho moco que expulsar. Su excesivo uso puede resecar las mucosas y producir sensaciones desagradables en los oídos.

Para aliviar la tos no se deben usar antibióticos y el uso de antitusígenos sólo deben usarse cuando un médico lo prescriba. Es importante mantener a los niños muy hidratados para que el moco sea más fluido y pueda expulsarlo mucho mejor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.