Musicoterapia para bebés. Entrevista a Juanma Morillo

Sesión de musicoterapia para bebés de Juanma Morillo

«Suelo definir la música como aquella sucesión de sonidos y silencios en el tiempo, que tiene una estructura definida, así como una intención y significado, tanto para el que la crea como para el que la escucha. Para mí, la música es un fenómeno humano que nos conecta con nuestra esencia y sentires más profundos, más allá de la mente y las palabras, con lo más auténtico».

Nos conocimos una tarde de invierno, y se hizo la magia. Había ido, con mi bebé, a una sesión de musicoterapia que organizaba el grupo de crianza del que formaba parte en el que era nuestro barrio. Hasta entonces había cantado a mi bebé durante el embarazo, mientras lo acunaba… desde entonces puse música a las emociones y las acciones cotidianas, y bailamos y bailamos. Por eso hoy quiero que toque la orquesta para leer a Juanma Morillo.

Juanma Morillo comenzó sus estudios musicales siendo adolescente, pero los abandonó cuando comenzó su formación sanitaria en la universidad. La vida lo ha ido llevando a integrar todas las experiencias y conocimientos en la docencia, el cuidado y el acompañamiento de personas, para terminar formándose en musicoterapia hace algunos años, su actividad principal actualmente. Acompaña a adultos con distintas situaciones vitales delicadas y a mamás con bebés. Este último aspecto es el que lo está llevando a ampliar su formación en el área perinatal.

Juanma Morillo

¡Música, bebés!

Madres Hoy: ¿Cuáles son los beneficios de la música en la vida de los bebés?

Juanma Morillo: Los bebés comprenden instintivamente el significado emocional y vital de la música. La parte más melódica conecta con su corazón directamente, y si ponemos atención, las madres tienden a hablar a sus pequeños con una entonación más musical que hablada. Se ha demostrado que dirigirnos a los bebés cantando les ayuda a regularse mejor emocionalmente que hablándoles.

Por otro lado, la parte rítmica de la música conecta directamente con el movimiento, y los bebés sienten la necesidad, consciente o inconsciente, de moverse, de seguir ese patrón rítmico que llega a través de sus oídos y conecta directamente con su sistema motor, y con la emoción de sentirse vivo.

Además, esta parte rítmica ayuda a potenciar el desarrollo del lenguaje, sobre todo cuando se asocia con sílabas en forma de recitados que son un foco de atracción muy potente para los bebés.

El canto materno y la expresión de las emociones

M.H.: ¿Los bebés expresan sus emociones a través de la música?

J.M.: Efectivamente. Cuando es música en vivo que dirigimos hacia ellos, sobre todo, cantando, lo entienden como una forma de comunicación, de lenguaje, y les ayuda a calmarse o activarse, según el tipo de música, y además a expresar sonidos y movimientos muy relacionados con su estado emocional.

M.H.: ¿Qué siente -qué crees que puede sentir- un bebé cuando oye cantar a su madre?

J.M.: Si cuando canta, le mira a los ojos, creo que es de los mayores regalos que puede hacer una madre a su bebé. Se establece un canal de comunicación de corazón a corazón, el bebé se abre totalmente a sentir sus emociones. Generalmente escuchan atentos, a veces sonríen, otras lloran de la inmensa emoción que sienten. Todo ello creo que va a conectado con una gran sensación de amor.

El refuerzo del vínculo

M.H.: ¿De qué forma se puede reforzar el vínculo entre la madre y el bebé a través de la música?

J.M.: Cuando la comunicación entre ellos es a través del canto, por ejemplo, recitando de forma improvisada lo que están haciendo, o describiendo la madre sus sentimientos a su bebé, surge una conexión muy profunda en la madre que le abre mente y corazón más allá de las palabras, y la une aún más a su pequeño. También el movimiento, la danza con el bebé es una gran herramienta de conexión, sobre todo cuando puede haber contacto ocular en ese «baile» tan especial.

M.H.: ¿Y entre el padre y el bebé? ¿Existen mecanismos diferentes o son los mismos?

J.M.: La verdad es que el padre suele ser el gran olvidado. No obstante, cada vez acuden más padres a los grupos de música para bebés, y se nota su apertura a conectarse con los pequeños. Quizá sienten más barreras para expresar a través de su voz y su cuerpo, pero es un proceso en el que se terminan abriendo y supone un refuerzo importante en la relación con su hijo, y en la conexión con su propio niño interior. Respecto a los mecanismos, son los mismos.

Conciencia emocional

M.H.: ¿Cuál es tu actividad favorita en el aula de musicoterapia con mamás y bebés?

J.M.: En la recta final de las sesiones, suelo hacer una pregunta final cantando con la guitarra, relacionada con emociones propias respecto a su hijo, tras la que cada madre y padre va respondiendo cantando de forma improvisada, una vez que ha conectado con su corazón.

Recurro muchas veces a preguntas metafóricas, por ejemplo: «¿Qué estación del año te recuerda tu bebé?», de modo que puedan ser libres de expresar de forma simbólica lo que muchas veces es difícil verbalizar de forma directa. Los bebés suelen darse cuenta de que se está hablando de ellos, y ponen atención o buscan el abrigo de sus padres, se acurrucan más sobre ellos.

Lo considero una forma suave de facilitar la conciencia emocional de mamás y papás en relación a sus bebés, para así facilitar la expresión y regulación de sus propias emociones a medida que los pequeños vayan creciendo.

Acaba la entrevista en un tres por cuatro porque seguimos bailando. Juanma, ¡mil gracias por tu música en las palabras, mil gracias por el amor en sonidos y silencios!


Categorías

El bebé, Familia

Lydia Alcaraz

Mamá de Pedro, filóloga y actriz. La maternidad me hace feliz. Crío con amor, todo el tiempo, con la magia de la lactancia materna, el jazz y la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.