El nacimiento de los gemelos Peterson, o “los últimos serán los primeros”

samuel-y-ronan-peterson

Samuel y Ronan son gemelos, y desde el 6 de noviembre su nacimiento fue noticia porque aunque Ronan nació en segundo lugar, se ha convertido en el más mayor, ¿a que parece un acertijo? Tranquilas que ya os desvelo yo este que parece un misterio y en realidad no es más que una casualidad. La familia Peterson reside en West Barnstable (al noroeste de Massachussets) y ya tenían una pequeña hija de dos años y medio que ahora se ha convertido en la mayor de 3.

Nuestros dos protagonistas son gemelos monocigóticos, formados a partir de la fecundación de un solo óvulo, que tras la concepción se dividirá en dos cigotos. Este tipo de gemelos suelen ser del mismo sexo, y más o menos ocurre en cuatro de cada 1000 nacimientos. Los partos múltiples se pueden producir hacia la semana 37 de embarazo, aunque en el caso de trillizos, la duración del embarazo aún es más corta, y por supuesto pueden durar algo más. Hemos leído que aproximadamente la mitad de estos nacimientos son por cesárea, no así el de Ronan y Samuel (por lo que sabemos).

Pero a lo que iba, que mi intención es aclararos este pequeño lío: sin embargo puede que no sea tan “pequeño” puesto que Deb Totten, enfermera de maternidad en el hospital Cape Con, ha afirmado que en más de 40 años de profesión no había presenciado nunca algo así, ¿tan misteriosos es? En realidad no, veréis: Samuel había decidido “venir al mundo” a las 1,39 am, así que en teoría estaba destinado a ser el más grande de los gemelos.

Pero ¿qué pasa cuando tu hermano nace unos 30 minutos más tarde en la madrugada del cambio de hora? Justamente lo que estáis pensando, Ronan había nacido a las 2,10 am, pero para entonces las manecillas de los relojes se habían atrasado una hora, así que oficialmente Ronan es en realidad el gemelo mayor; lo cual no será tan relevante para la familia, aunque quedará para siempre en el recuerdo.

Vía — CBS News


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *