Natación para los bebés

La natación es el ejercicio donde se trabajan muchos músculos del cuerpo, la coordinación motora y el sistema circulatorio y respiratorio, influyendo en el desarrollo de la independencia y autoconfianza del niño.

Lo que se dice natación para bebés nada tiene que ver con la natación, o por lo menos con lo que entendemos la mayoría, pues hasta los 4 o 5 años aún no adquieren la suficiente autonomía para los movimientos de natación.

La mejor manera de introducir a tu hijo con el mundo acuático es a través de ti, con la técnica de la matronación, natación con los padres, realizando divertidos juegos, donde participarás con él, el pequeño buzoneo, los saltos a la piscina, y siempre con tu apoyo incondicional… Es a partir de los 9 meses, cuando el niño empieza a perder sus reflejos innatos muy útiles para el agua, así que se recomienda iniciarlos antes de esta edad, para que vayan quitándose el miedo al agua.

Beneficios que aporta la natación al niño:

–          Ayuda al desarrollo psicomotor, aportando mayor movilidad y continuidad de movimientos.

–          Amplia la capacidad de su sistema respiratorio, fortaleciendo el corazón y los pulmones.

–          Incrementa su independencia y autoconfianza.

–          Actúa como medida de seguridad.

–          Mejora la coordinación y el equilibrio.

–          Se dice que los niños que practican natación tienen mayor capacidad de percepción.

–          Ayuda a la socialización con quienes le rodean.

–          Desarrolla habilidades de supervivencia.

–          Ayuda al bebé a relajarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *