Náuseas y mareos durante el embarazo: Causas y trucos para controlarlos.

Las náuseas y mareos, son junto a la ausencia de menstruación, uno de los primeros síntomas de embarazo para muchas mujeres, aunque no todas las experimentan con la misma intensidad. Algunas no los sienten en absoluto, otras sólo sienten un ligero mareo y otras llegan a vomitar varias veces al día. Suelen aparecer por las mañanas, pero se pueden presentar a cualquier hora del día.Se calcula que alrededor de un 80% de las embarazadas sufren mareos y aproximadamente un 50% vomitan. Normalmente, estos síntomas se dan durante el primer trimestre de gestación, desapareciendo a partir del segundo trimestre, pero algunas mujeres las sufren durante todo el embarazo. En los casos más graves se habla de hiperémesis gravídica y es necesario un seguimiento médico.

¿Por qué tenemos náuseas y mareos durante el embarazo?

El origen de los mareos y náuseas durante el embarazo no está del todo claro. Diversos estudios y especialistas coinciden en que se deben a una combinación de varios factores entre los que cabe destacar los hormonales. Desde el inicio del embarazo aumentan los niveles de gonadotropina coriónica humana (HCG), una hormona segregada primero por el embrión y posteriormente por la placenta. Se cree que la HCG, además de contribuir a mantener el embarazo, actúa sobre el centro de las náuseas en el hipotálamo. Sus niveles alcanzan el máximo alrededor de las ocho semanas del embarazo y, a partir de ahí comienzan a disminuir, a la vez que lo hacen las náuseas.

¿Son perjudiciales para el bebé?

Las náuseas y vómitos moderados no tienen porqué afectar a la salud de tu bebé. Incluso si estás comiendo poco o perdiendo peso, no te preocupes, la naturaleza es sabia y tu bebé crecerá extrayendo las sustancias indispensables de tu organismo. En la mayoría de los casos, en poco tiempo las nauseas desaparecen y podrás volver a comer con normalidad y comenzar a ganar peso.

Trucos para controlar las náuseas y los mareos durante el embarazo.

  • Haz comidas frecuentes y poco abundantes. Lo ideal es que hagas un mínimo de cinco comidas ligeras al día.
  • Evita las comidas muy grasas, picantes o especiadas para facilitar las digestiones.
  • Procura tener en la mesita de noche alguna galleta salada u otro alimento seco para tomarlo antes de levantarte.
  • Mantente hidratada, procura beber a lo largo del día a pequeños sorbos y no durante las comidas. El exceso de líquido aumenta las ganas de vomitar.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer. Procura hacer las digestiones sentada o semiincorporada.
  • Come despacio y mastica bien los alimentos. De este modo tus digestiones serán menos pesadas.
  •  Descansa y relájate  todo lo que puedas. El estrés y el agotamiento contribuyen a que te sientas peor.
  • Evita los alimentos con olores fuertes.Ventila la casa con frecuencia para evitar estancamientos de olores.
  • El jengibre puede ayudarte a combatir las náuseas. Puedes tomarlo en forma de galletas, infusiones o pastillas, previa consulta con tu matrona o médico.
  • Aumenta tus aportes de Zinc y de vitamina B6, ya que ayudan a controlar los mareos y vómitos del embarazo. Puedes encontrarlos en plátanos, cereales integrales, pescados, legumbres, nueces, semillas y lácteos.
  • Prueba una banda de acupresión. Se trata de una pulsera que estimula el punto que hay justo debajo de la muñeca. También puedes masajearte tú misma ese punto cuando sientas náuseas.

¿Cuándo debes consultar al médico?

Aunque normalmente las náuseas y vómitos durante el embarazo, no tienen importancia más allá de las molestias que causan, debes consultar a tu médico si:

  • Vomitas excesivamente o no puedes retener nada en el estómago.
  • Pierdes peso en exceso.
  • Los vómitos persisten más allá del segundo trimestre de embarazo.
  • Vomitas sangre.
  • Sientes mareos frecuentes y/o excesivos.
  • Tienes síntomas de deshidratación.
  • Sientes fiebre, dolor de cabeza, abdominal o cualquier otro síntoma que te preocupe.

Ahora que ya conoces las causas y remedios para las náuseas y los mareos, seguro que se te harán mucho más llevaderas. No obstante, si estos trucos no te funcionan y te sientes realmente mal, siempre puedes consultar con tu médico o ginecólogo para que te receta algún medicamento que te permita encontrarte mejor y comenzar a disfrutar de tu embarazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.