Neumonía en niños

neumonía en niños

Los niños en invierno suelen coger gripes, resfriados, bronquiolitis y en ocasiones también neumonías. Sobre todo cuando comienzan a ir a la guardería o colegio cuando están más en contacto con bacterias, si son prematuros o si están expuestos a la contaminación o al tabaco y cambios de temperatura. Estas circunstancias pueden aumentan considerablemente el riesgo de padecerla. Para que podáis diferenciar la neumonía en niños de una gripe os contamos las diferencias, sus síntomas, tipos y cómo se trata.

¿Qué es la neumonía en niños?

La neumonía es una enfermedad de las vías respiratorias muy habitual en niños, sobre todo a los menores de 5 años. Causa inflamación de los tejidos de los pulmones, y los síntomas son muy parecidos a los de una gripe. Primero aparece con signos leves y va empeorando, incluso en ocasiones puede llegar a ser tan grave que es necesario el ingreso en el hospital. Los niños menores de 1 año tienen más riesgo de padecer neumonía, sobre todo si nacieron prematuros ya que su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado.

Normalmente está causada por bacterias, aunque en ocasiones también puede estar causada por virus u hongos.  Es una enfermedad grave y potencialmente mortal que es necesario que sea diagnosticada con tiempo. Por eso es tan importante que sepamos detectar que tu hijo pueda estar teniendo una neumonía para actuar cuanto antes.

¿Cuáles son los síntomas de una neumonía?

  • Fiebre alta de más de 38º durante más de 3 días.
  • Pérdida de apetito.
  • Tos, que pueden llevar al vómito.
  • Dificultad para respirar, con quejido en el pecho al respirar.
  • Respiración rápida y corta, con ruidos para respirar.
  • Cansancio y debilidad.
  • Precedida de un resfriado o gripe.
  • Dolor abdominal.

Si observas que tu hijo tiene estos síntomas llévalo al médico lo antes posible para que pueda hacerle las pruebas necesarias. Así se podrá descartar o tratar cuanto antes la neumonía. Cuanto antes se detecte mejor. Si es un bebé y tiene fiebre de más de 39º, no quiere comer, tiene vómitos y diarrea acude rápidamente al hospital.

síntomas neumonía niños

¿Cómo se detecta si tiene neumonía los niños?

El pediatra observará sus síntomas y pedirá una radiografía de tórax, y también puede pedir algún análisis de sangre. Según el diagnóstico, le administrará los antibióticos más adecuados según su caso que suele durar unas 2 semanas. En los casos más graves requerirá hospitalización, sino podrá seguir su tratamiento desde casa.

Hay varios tipos de neumonía:

  • Neumonía bacteriana: causada por una bacteria, el tratamiento son antibióticos.
  • Neumonía viral: causada por un virus y el tratamiento dependerá ya que no hay un tratamiento adecuado para todos los virus.
  • Neumonía aspirativa: causada por aspirar un líquido como puede ser su propio vómito, el origen puede ser viral o bacteriano.
  • Neumonía atípica: causada por microorganismos diferentes de la neumonía común.
  • Neumonía comunitaria o extrahospitalaria: infección de pulmón fuera del hospital o en las primeras 48 horas de estar hospitalizado.
  • Neumonía hospitalaria o nosocomial: Se desarrolla durante la hospitalización o hasta 2 semanas después de tener el alta.

¿Qué podemos hacer los padres además de darle el tratamiento?

Lo primero será seguir todas las instrucciones de su pediatra hasta completar el tratamiento aunque ya se encuentre mejor. Así se evitará lo máximo posible que sufra recaídas.

Además en casa podemos seguir unas indicaciones como mantener al niño hidratado ofreciéndole mucho líquido sobre todo agua y leche. También que esté bien alimentado. Es normal que no quiera comer los primeros días, así que mejor no forzarle. Cuando vaya recuperando el apetito se iremos dando cosas de fácil digestión y nutritivas. No conviene exponer al niño ni a corrientes de aire ni al humo del tabaco, mantener reposo y evitar sitios públicos y estar pendientes de su temperatura.

Es normal que durante el tratamiento el niño esté más decaído e incluso desorientado. Hay que tener paciencia y darle muchos mimos para que se sienta protegido.

Porque recuerda… los niños son muy propensos a tener neumonías así que los padres deberemos estar atentos a los síntomas para actuar cuanto antes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.