Niños y abuelos en vacaciones: consejos para no sobrecargar a los que cuidan

Niños y abuelos en vacaciones

Cuando los niños tienen vacaciones es momento de pensar en organizar la familia para salirse de las rutinas que ha habido durante todo el curso escolar. Los niños tienen tres meses de vacaciones y no hay muchos adultos en el mundo que pueda tener tres meses enteros de vacaciones pagadas, por lo que estos meses de descanso de los niños puede ser todo un quebradero de cabeza para los padres, y para los abuelos.

Muchos padres y madres trabajan y que tienen a sus padres (y abuelos de los hijos) cerca, ven en la figura de los abuelos una oportunidad de ahorrar dinero y de que los niños estén cuidados por las personas que más confianza tienen en este mundo. Los abuelos son las segundas personas detrás de los padres que más quieren a tus hijos y sabes que a su lado siempre estarán bien cuidados, pero, ¿es buena idea hacerles cargo de tus hijos durante todos los meses de verano porque a vosotros no os queda más remedio que trabajar?

No es su obligación

Tus padres te pueden hacer un favor cuando te falle la canguro, un día que tengas descubierto o incluso varios de ellos. Pero si les creas la obligación de tener que cuidar a tus hijos porque tú y tu pareja trabajas, estarás intoxicando la relación abuelos-nietos. La relación abuelos-nietos debe estar llena de amor y respeto, pero no de obligación.

Tus padres, que seguramente son personas mayores, ya te criaron a ti y muy probablemente también se vieron en la misma situación que tú cuando ellos debían trabajar en algún momento. Al ser personas más mayores que tú no tienen la misma energía para cuidar a tus hijos y tus hijos tiene mucha vitalidad como para pasar tres meses con los abuelos.

Tus padres no te van a decir que no te los van a cuidar si tienen tiempo y además sienten que de ese modo tú estarás mejor… sigues siendo su hijo/a y quieren que estés bien por encima de todo, pero no debes aprovecharte de eso. Eres una persona adulta y es necesario que busques recursos que vayan bien contigo y con tus hijos, sin necesidad de abusar de la figura de los abuelos. Hay más opciones, además de que pasen tiempo también con sus abuelos, y si te faltan ideas, sigue leyendo.

Niños y abuelos en vacaciones

La importancia de organizar con tiempo

Para que no te agobies pensando en qué puedes hacer con tus hijos cuando les den las vacaciones de verano y que tú tengas que salir cada mañana a trabajar como cada día, es importante que te organices con tiempo. Esto no quiere decir que debas dejar a los abuelos apartados de la vida de tu hijo durante los tres meses de vacaciones, ¡ni mucho menos!

Potenciar su vínculo es muy importante, pero deberás tener una buena organización para no tener que sobrecargarles en el cuidado de los niños pero potenciando al mismo tiempo que pasen tiempo de calidad juntos.

Abuelos como tiempo de ocio

Ni los abuelos ni los niños deben sentir que el tiempo que pasan juntos es tiempo por obligación porque los abuelos pueden agobiarse y los niños también. Pregunta a tus padres qué opciones les van mejor para poder estar con tus hijos mientras estás fuera, no pretendas que estén todo el día, intenta que estén sólo una parte.

Por ejemplo, si llevas a tu hijo a una escuela de verano pero no te da tiempo de recogerlo para ir a comer, los abuelos pueden encargarse de eso si se encuentran bien y lo quieren hacer, así cuando llegues de trabajar los recoges y puedes pasar tiempo con tus hijos.

Niños y abuelos en vacaciones

También, potenciar el tiempo de ocio con los abuelos es una forma de potenciar el vínculo entre ambos, por lo que horas ideales para que estén juntos pueden ser momentos en los que puedan ir al parque, ver una película juntos en casa, aprender a cocinar, jugar a juegos de mesa… son actividades divertidas y seguro que todos se lo pasarán en grande.

No obligar a los abuelos

Resulta primordial que no obligues a tus padres a cuidar a tus hijos, no les manipules emocionalmente para que lo hagan. Recuerda que tus hijos son tuyos, no suyos. Son sus nietos y los quieren más que a nada en este mundo, pero son tu responsabilidad y no debes hacer que ellos carguen con la responsabilidad que te corresponde a ti.

Por eso, busca opciones de cuidado para tus hijos que puedas combinar con el cuidado que tus padres acepten y quieran hacer por y para tus hijos, pero no les obligues a hacerlo en ningún momento porque podrías enturbiar tu relación con ellos y que tus hijos notasen esa tensión y que el tiempo de estar con los abuelos dejase de ser mágico, ¡no es una opción válida!

Niños y abuelos en vacaciones

Puedes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Hacer actividades todos juntos. Si tus padres cuidan de tus hijos algún día determinado, después podrías recompensarles planeando alguna actividad para realizar todos en familia y que de este modo, pudieran sentirse protagonistas y tan importantes como son. Si sólo cuidan de tus hijos, los recoges y te marchas parece que sólo quieras su presencia para eso. Planifica tiempo en familia como comidas, cenas o paseos juntos.
  • Escuelas de verano. Las escuelas de verano son una oportunidad estupenda para que tus hijos pasen toda la mañana divirtiéndose y pasándoselo en grande en compañía de monitores que les prepararán actividades para hacer lúdico cada día. Así tendrás tiempo de trabajar y tus padres de hacer los planes que necesiten antes de pasar tiempo en familia.
  • Haz turnos con tu pareja. Si es posible, también puedes hacer turnos con tu pareja para cuidar a los niños mientras uno trabaja y el otro no, así no sobrecargarás a los abuelos.
  • Los canguros también son una buena opción. Si no tienes la posibilidad de que tus padres cuiden a tus hijos, puedes ahorrar durante el año para que una canguro se haga cargo de tus hijos mientras tú y tu pareja estéis trabajando.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *