Niños celíacos, cómo enseñarles a cuidarse

Niños celíacos

Niños celíacos, ¿cómo enseñarles a cuidarse? Una difícil tarea para los padres que buscan preservar la salud de los peques. Sin dudas, la tarea no es sencilla pues hay un mundo de tentaciones. Poco a poco, los niños deben aprender a auto cuidarse para así evitar molestias físicas. Claro que no es algo sencillo cuando los demás niños se sienten libres de comer todo lo que les apetece.

La tarea es titánica al comienzo: pedirle a un niño de corta edad que no coma dulces o galletas es muy difícil. El objetivo no se logra de un día para el otro pero hay un aprendizaje que debe suceder de manera creciente para que los niños celíacos logren tomar consciencia de sus necesidades.

La celiaquía en niños

La celiaquía, también conocida como enteropatía sensible al gluten, es una enfermedad que aparece como consecuencia de la intolerancia inmunológica al gluten.  Es de origen genético y por eso es que hay muchos niños celíacos. La enfermedad produce una inflamación de la mucosa del intestino delgado como consecuencia de la mencionada intolerancia.

Niños celíacos

La celiaquía puede afectar tanto a niños como a adultos aunque es mayor la incidencia en mujeres con una relación que va de dos casos en mujeres por cada caso en hombres. En el caso de los niños celíacos, cómo enseñarles a cuidarse es algo central dado que de ellos dependerá el que entren en contacto con aquéllo que les hace daño y les provoca la inflamación. En casos graves, la enfermedad puede ser grave dado que la inflamación puede causar  lesiones en el intestino delgado, alterando así la absorción de las vitaminasminerales y nutrientes.

Qué es el gluten

El gluten es una proteína compleja que está presente en el grano de distintos cereales: trigo, cebada, centeno y avena. Por eso, la etiqueta de los alimentos aptos para celíacos «Sin TACC» (trigo, avena, cebada, centeno). Más allá de estos cereales específicos, los niños celíacos tampoco deben entrar en contacto con variedades antiguas e híbridas de estos cereales: espelta, kamutR, triticale, tritordeum.

La tarea de aprendizaje que deben implementar los padres de estos peques no es nada sencilla. El gluten está presente en gran parte de las harinas y productos de panadería, bollería, repostería, pastas y cereales de desayuno. Pero además, también es frecuente que se encuentre en la mayor parte de los productos industriales dado que tanto el gluten como los almidones derivados de los cereales con gluten se utilizan  como espesantes o bien se utilizan para crear sabores y aromas, a modo de soporte de otros ingredienetes. ¿Cómo enseñar a cuidarse a los niños celíacos?

Cuidados de los niños celíacos

Lo primero a tener en cuenta es el diagnóstico. Hay algunos síntomas típicos como la falta de apetito, la pérdida de peso, los vómitos, el dolor de vientre, las diarreas, el cabello frágil, la irritabilidad y la distención abdominal, entre otros. Una vez detectado el problema es necesario realizar un tratamiento integral, que incluya tanto los aspectos más físicos como los psicosociales.

El único tratamiento es realizar una dieta estricta libre de gluten durante toda la vida. Es clave enseñarles a cuidarse a los niños celíacos desde edades tempranas para así hacer de su dieta un hábito cotidiano. En este sentido, es importante lograr una comunicación fluida entre padres e hijos para que los peques comprendan la enfermedad. También es algo vital que puedan aprender a diferenciar los alimentos que son saludables de aquéllos que les hacen sentir mal, en un proceso creciente. A determinada edad, lo mejor para los niños celíacos es que puedan ya distinguir los mencionados alimentos pudiendo leer las etiquetas para así seleccionar los alimentos que les hacen bien.

Para una mejor integración, es recomendable que la familia pueda compartir el mismo menú durante el almuerzo o la cena. Es una gran manera para que enseñarles a cuidarse a los niños celíacos de manera natural. Otro aspecto importante es que los niños celíacos puedan aprender a seguir una dieta libre de gluten pero que además sea equilibrada y contenga alimentos ricos en nutrientes, minerales, proteínas, etc.

Otra forma de enseñarles a cuidarse a los niños celíacos es organizarse antes de salir para que siempre tengan a mano una comida saludable cuando están en un paseo o en la escuela. Cocinar en familia también es un hábito que ayuda a estos peques a aceptar la enfermedad de manera natural.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.