¿Qué le pones a los niños para comer en el recreo?

desayuno-recreo2

Tras la última entrada sobre el desayuno, en la que contábamos que ‘el desayuno no es la comida más importante del día’, y que – en todo caso – se debería ajustar a los requerimientos y necesidades de cada niña y de cada niño, hoy he querido meterme de lleno en el ‘otro desayuno’, o almuerzo (si queréis). La mayoría de los niños llevan a la escuela su saquito de tela, fiambrera, o paquete con esos alimentos que comerán en el recreo; lamentablemente hoy en día hay muchísimas familias en situación de precariedad social para las cuales ‘es un lujo’ poner un bocadillo, por eso me he referido a ‘la mayoría de niños’.

¿Qué les poner a tus hijos para comer en el cole? ¿un bocadillo de chorizo o uno de crema de cacao para untar? ¿una bolsa de palitos de pan integrales? ¿es el día de la fruta y has metido un plátano en la mochila? ¿no les pones nada y les das dinero para que se compren en la panadería que hay de camino lo que quieran? (y este ‘lo que quieran’ podía oscilar entre un sandwich y un donut glaseado, pasando por uno de esos zumos con leche (¡qué combinación tan extraña!).

Lo más fácil es recurrir al bocadillo: abres, metes el queso, cierras, y al envase de tela reciclable; la fruta se nos olvida que existe (aunque luego queramos que la aprecien), y a veces nos da pereza tener que lavar + trocear. Pero hay otras formas de alimentar a los peques, evitando así que se aburran y lleguen a rechazar esa merienda de media mañana; evitando también que tiren el bocata a la papelera (que de todo se ve en esta vida)… Os vamos a dar algunas ideas, y sobre todo os vamos animar a ponerles tentempiés saludables, que complementen el resto de comidas del día.

Es verdad que en los colegios, suelen sugerir uno o dos ‘días de fruta’ a la semana, imagino que pretenden que la mayoría de alumnos tengan una ingesta mínima de vitaminas y minerales; pero yo creo que los máximos responsables de la nutrición de los hijos somos sus padres. Así que si te gusta fijarte en lo que compras, preparar alimentos con esmero, pensar en la nutrición y ver que los niños disfrutan comiendo, aplícate y descubre formas nuevas de alimentarles a media mañana.

¿Qué le ponéis a los niños para comer en el recreo?

A tener en cuenta.

Hay varios factores que influyen en lo que vas a meter en la bolsa del cole:

  • ¿A qué hora se despiertan y qué cantidad desayunan? Un niño que madrugue mucho quizás tenga más hambre a la hora del patio que otros; un niño que beba un tazón de leche, coma pan tostado con aceite y un plátano, llegará a las 11 de la mañana con el estómago aún lleno.
  • Qué alimentos les gustan y cuáles no: no digo que no tengas que probar cosas nuevas, pero eso se hace progresivamente y sin insistir mucho.
  • Si tu niña no es de bocadillos no te empeñes, hay otras cosas que le apetecerán más. Tengo la impresión de que a veces los bocatas están sobrevalorados.
  • ¿Qué edad tiene el nene? porque a ver si tiene 4 añitos y se encuentra con un plátano, medio sandwich y un brick de leche; no le va a caber, te lo digo.

¿Qué le ponéis a los niños para comer en el recreo?

¿Qué le pones a los niños para comer en el recreo?

Para beber:

Agua, nada de zumos o batidos; tampoco refrescos. Y si algún día quieres ponerle algo especial, ten en casa botellitas de cierre hermético reutilizables: vierte dentro un poco de leche fría o a lo sumo leche con un poquito de azúcar.

Bocadillo o sandwich.

Pueden ser de tomate, jamón con tomate, queso en lonchas, queso fresco, jamón york o pavo, jamón y queso… Cuanto más sencillo mejor, si quieres que el pan esté un poco jugoso ponle unas gotas de aceite de oliva.

Fruta:

no tengas miedo en que coman fruta, y si les gusta y piden cinco días de 5, adelante. Plátanos, manzana o pera lavadas y en trozos, granos de uva, fiambrera con pedazos de melón, mandarina…

Fiambrera con trocitos de queso o tacos de jamón cocido.

Pueden comérselos acompañados de mini palitos de pan, rosquilletas, quelitas, etc. Incluso con una punta de pan de barra ‘del día’.

Un yogur.

Métele cucharilla en el saco de tela. Dos horas no son muchas para tener el yogur en la mochila, ¡a no ser que tengamos temperaturas muy elevadas!

Puñado de frutos secos.

Pero no si son niños de menos de 6 años para evitar atragantamientos, y como no están con vosotros sino a cargo de un profesor que vigila a 25 más, yo me esperaría a que tuvieran 10 años. Mejor frutos secos naturales, están muy ricos, así se acostumbran al sabor de los alimentos sin salar.

¿Qué le ponéis a los niños para comer en el recreo?

Alimentos prohibidos.

Bollería industrial, bollería de la panadería, galletas (mucho azúcar y grasas), barritas de cereales (también tienen azúcar o miel), chocolate, mini pizzas, snacks salados. Estos preparados solo son para ocasiones especiales.

Esperamos que estas ideas os sirvan 🙂 .

Iámgenes — Ministry of Information Second World War Official Collection, Amanda Mills


Categorías

Nutrición, Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *