Niños, cómo recuperar la energía después del confinamiento

Niños, cómo recuperar la energía después del confinamiento

Son innumerables los casos que tras el desconfinamiento hayas escuchado que, es una larga batalla poder afrontar el cansancio que arrastramos tras estar encerrados en casa. Los niños salen a jugar a los parques y vuelven derrotados. Algunos incluso con poco tiempo de juego ya están deseando volver a casa.

Era por regla general observar que los niños estaban cansados de estar en casa y muchos de ellos se encontraban con ansiedad de salir a la calle. Pero ni con todas las ganas de salir a la calle podemos con la inactividad que ha sufrido el cuerpo. Hay que ejercitar la actividad y recuperar la energía después del confinamiento poco a poco y no de manera brusca.

Cómo recuperar la energía después del confinamiento

La mejor forma de no llegar a este punto era haber seguido durante el confinamiento una rutina de ejercicios casi diarios o al menos tres veces a la semana, y muchos niños no lo han cumplido. Los padres no pueden estar controlando todas las situaciones que les rodean al 100 por 100 y su rutina también se ve afectada, no pudiendo pensar en lo que está bien con objetividad.

Seguramente habría niños que por la noche no descansarían bien y eso repercutía en su actividad diaria, encontrándose cansados durante el día. El haber empezado una pequeña salida diaria puede ser una gran escalada, pero volverá a activar el cuerpo, aunque vuelvan muy cansados.

Las noches seguramente vuelvan a la normalidad al encontrarse agotados. Con las horas de sueño regularizadas los niños ya no se sentirán tan cansados. El hecho de dormir más y de mejor manera aumentará la energía durante el día. Pero esto es un hecho que irá controlándose poco a poco, ni aún con el desconfinamiento algunos niños no llegarán a tener su horario de sueño controlado.

Niños, cómo recuperar la energía después del confinamiento

Si el niño está cansado y no quiere salir, simplemente hay que darle tiempo. Un sencillo paseo le relajará y hará que sus constantes vuelvan a la normalidad. No hay que bajar el ritmo aunque sea sencillo, ni tampoco bajar la constancia.

¿Por qué los niños están tan cansados?

Es un hecho que no sólo ocurre en los niños, ocurre de igual forma en los adultos. En general, las personas con responsabilidades hemos vivido este confinamiento con gran preocupación y estrés en el cuerpo, lo que nos ha llevado a estar agotados.

Hemos llevado otro tipo de rutina, estar encerrados en casa a conducido a que estemos menos expuestos a la luz solar. El hecho de estar más tiempo enfrente de una pantalla y estar consumiendo noticias que generaban ansiedad ha conllevado a sentirnos más cansados.

También debemos de entender que son 60 días de confinamiento durante el cuál el cuerpo ha estado desentrenado prácticamente. Los movimientos y desplazamientos han disminuido y con el desconfinamiento debemos de adaptar el cuerpo a otra nueva modalidad de actividad, por lo tanto, debemos recuperar esa energía de forma óptima.

Niños, cómo recuperar la energía después del confinamiento

Hay gente que ha seguido junto con sus hijos una tabla de ejercicios diarios, pero ni aún con todo el esfuerzo, el cuerpo no consigue metabolizar algunos componentes de forma natural. Nuestro organismo no ha podido asimilar y reciclar el ácido láctico de igual forma y eso a conllevado a la fatiga y la debilidad muscular.

No dormir bien ha sido uno de los detonantes que muchos niños no han podido congeniar con su cuerpo. Meterse en la cama sin estar cansados hace que se duerma de diferente manera. Los niños tienen que realizar sus ejercicios diarios y cotidianos para meterse cansados y regular su ciclo de sueño de forma natural.

No obstante, aunque el confinamiento parcial se alargue, no debemos de bajar la guardia con nuestros hijos. Practica la forma de hacer actividades diferentes todos los días, que lean, que escuchen música, que bailen e incluso que jueguen con nuevos retos y habilidades. LLevar una alimentación sana también es una de las mejores claves. Un cerebro activo y sano ayudará a que no se sientan tan cansados.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.