Niños con diabetes en el cole: cómo ser uno más

Niños con diabetes

La diabetes es una enfermedad bastante frecuente. Debido a la alimentación actual, cada vez más niños sufren de diabetes y si bien se trata de una enfermedad muy difundida la misma puede devenir en problemas varios en la escuela. ¿Cómo es la vida de los niños con diabetes en el colegio?

Los niños con diabetes pueden ser uno más en la escuela siempre y cuando escuela, familia y médicos trabajen en sinergia.

Niños con diabetes en la escuela

Niños con diabetes en la escuela

Lo primero a tener en cuenta es que la diabetes es una enfermedad crónica que, bien controlada, permite que el niño lleve una vida normal. Y con esto queremos decir que el niño deberá tener ciertos hábitos cotidianos pero que, una vez asimilados, su vida en el cole puede transcurrir como la de cualquier estudiante.

Esto sucede siempre y cuando los padres comuniquen la enfermedad con claridad y, al mismo tiempo, provean a la escuela de toda la información sobre los cuidados y necesidades de los niños con diabetes en el colegio. Es importante que el médico de referencia envíe un protocolo a la escuela con los pasos a seguir en caso de que el niño o niña tenga un episodio y también que el colegio conozca el plan de control de la diabetes que el niño debe realizar a diario.

Todo plan de control de diabetes incluye:

  • Medicamentos (de ser necesario)
  • Suministros para las pruebas a lo largo del día
  • Alimentos o tentempiés específicos que los niños deben tener a mano en caso de que los niveles de azúcar suban o bajen.

Rutinas en la escuela

Diabetes en niños

Si se trata de niños más grandes, es común que ellos realicen las pruebas por su cuenta y coman el tentempié en cuando registran una alteración en la concentración de los niveles de azúcar en sangre. Si hablamos de niños más pequeños, todo el personal de la escuela deberá estar al tanto de los elementos necesarios para el control del niño y, por otra parte, contar con los tentempiés a mano en caso de registrar una alteración.

En muchas escuelas, se estila armar paquetes con todo lo necesario para así entregárselo tanto a los profesores como a los entrenadores, asistentes o al personal médico de la institución.

Rutinas de los niños diabéticos en la escuela

Para evitar la discriminación de los niños con diabetes en el cole, es muy importante el modo en que toda la comunidad escolar trabaja esta temática.

Los niños que sufren esta enfermedad necesitan rutinas específicas:

  • medirse las concentraciones de azúcar en sangre a lo largo del día.
  • inyectarse insulina o tomar otros medicamentos para la diabetes.
  • tomar tentempiés cuando los necesiten.
  • comer en un momento determinado.
  • tomar mucho líquido y poder acceder al baño libremente.
  • hacer ejercicio.
  • saber identificar y tratar los episodios de hipoglucemia.

Estas rutinas deben ser acompañadas tanto por el personal de la institución como por el resto de los niños y para esto es fundamental la labor diaria de integración e inclusión de los niños con diabetes en la escuela. Un niño con diabetes puede llevar una vida normal en la escuela aún cuando deba realizar estas rutinas y es importante transmitir este mensaje al resto de los niños, no sólo evitar la discriminación sino también para que los propios niños colaboren con el niño con diabetes, algo que, de estar hablado en la escuela, suele ocurrir. Es común que los peques estén pendientes del niño con diabetes y, en caso de percibir algún cambio de conducta, lo ayuden de manera inmediata o bien comuniquen a un adulto lo que sucede.

Cuidados y recomendaciones en la escuela

Artículo relacionado:
Consejos para prevenir la diabetes gestacional

Para un mejor cuidado de los niños con diabetes en el colegio, la Asociación Estadounidense para la Diabetes (ADA) recomienda que la escuela tenga a disposición un dossier con información general sobre la diabetes para así abordar posibles episodios de manera rápida y eficaz. El dossier debe incluir información específica sobre cómo identificar y tratar la hiperglucemia, es decir la alta concentración de azúcar en sangre, y la hipoglucemia o baja concentración de azúcar. Además, tendrá que tener adjuntado una copia del plan de control de la diabetes, datos de los médicos a cargo y de las personas a cargo del niño.

Cada año, es recomendable reenviar el dossier y recordar a la escuela qué hacer en caso de registrar una alteración en los niveles de azúcar en sangre. El plan de control y acción deberá ser reenviado a toda la escuela para entonces tener copias a mano en casos de una urgencia. Con estos recaudos, los niños con diabetes pueden vivir una vida normal en la escuela, no demasiado diferente a la de cualquier niño.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.