Niños con malhumor

No solo somos los adultos los que nos solemos despertar malhumorados, esto le pasa también a los niños. Ver a un niño malhumorado, afecta al resto de la familia.

El problema de cualquier niño, es muy común, no existe nada extraño, pues su vida consiste en los problemas a su medida. Puede ser que le esté incubando un resfriado, haya dormido poco, esté nervioso… casi las mismas situaciones que en cualquier adulto.

Si tu niño tiene este problema toma algunos de estos consejos:

-despiértale despacio. Utiliza la perspicacia de tomarte unos minutos más cuando te levantes, esto lleva su tiempo y has de emplearlo en ello. Esta puede ser una causa, el despertarle rápidamente porque el tiempo apremia. El despertar en un sueño profundo da malhumor. Se le puede despertar suavemente dándole un beso, poniendo música suave, hablándole suavemente… siempre con cariño

-para ahuyentar el malhumor, los buenos comentarios dan positivismo, por ejemplo, qué guapo está conforme va vestido, cuanto ha crecido esa noche, hay un buen desayuno… siempre comentarios que lo distraigan en otros pensamientos

-para que él comprenda como son las personas que siempre gruñen, explíqueselo mediante un cuento o historia, pues es la mejor forma de hacer comprender a un niño las situaciones. Qué efecto puede causar hacia los demás siendo así y que se puede evitar

-en los niños más pequeños, funcionan siempre las caritas sonrientes, con ellas, puedes idear en un calendario cuales son los días con buen humor y los días de malhumor, esto le motiva a cambiar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *