Niños subiendo escaleras, ¿se deben forzar o ayudar?

Si queremos generalizar los niños empiezan a subir las escaleras a partir de los 18 meses de edad. Antes de esto no suelen dar pasos firmes y les resulta dificultoso aguantarse de pie. Pero recuerda que cada niño o niña es un mundo, y comenzará a subir las escaleras cuando se sienta preparado, con la fuerza muscular y agilidad que esté seguro para ello.

No le fuerces, pero sí puedes ayudarle con algunos de los consejos y juegos que te proponemos. Tu hijo es un gateador experimentado y quizá empiece a dominar ya el arte de caminar.

Pasos para aprender a subir escaleras

Todo tiene su proceso, así que paciencia y no fuerces a tu hijo o hija a ser un gran escalador. Aprender a subir escaleras pasa por distintas etapas y (no nos cansaremos de decirlo) puede que tu hijo no pase por todas.

Lo primero que suelen hacer los niños es gatear, y en ese gateo y descubrimiento de la casa llegan las escaleras. A veces en tu casa las hay, un pequeño escalón para subir a otro nivel del salón, casas con dos plantas, pero hay otras fórmulas, tobogán, cajas, cajones, mesas bajas…¡tu hijo las va a descubrir! Te recomendamos que la zona de ensayos tenga un suelo acolchado.

Lo más fácil es subir gateando, a los 13 ó 14 meses puede que ya lo haga con bastante soltura. Lo de bajar es más complicado, porque hacerlo de espaldas a gatas o sentado se percibe por parte del cerebro como una caída, lo que aumenta la inseguridad, que a su vez provoca mayor torpeza.

Habrá que esperar hasta los 18 meses más o menos para que haga sus primeros intentos de subir y bajar de pie, agarrándose a la barandilla e ir colocando los dos pies en cada escalón. Será hacia los 30 meses, aproximadamente, que ya no necesite agarrarse y empiece a alternar los pies.

Como ayudar a tu hijo

Una vez haya gateado, y le guste la sensación de subir y bajar, se podrá de pie y dará sus primeros pasos sobre los escalones. Para ayudarle agárrale de las dos manos e impúlsale a subir pasito a pasito. Cuando veas que lo hace con mayor destreza y seguridad, le sueltas una mano para que se ayude con la barandilla o con la pared. No trates de que siga subiendo escalones, todo paso a paso, de uno en uno, y poniendo los dos pies en el mismo escalón.

Puedes subir uno, dos o tres escalones. Y luego bajar, no es necesario llegar al final de la escalera. Es preferible bajar y subir el mismo escalón varias veces, hasta que se sienta cómodo y seguro.
No es recomendable que el niño lo haga al principio solo, pero ya sabemos que los niños son exploradores por naturaleza y te garantizo que vas a tener que tener mucho ojo.

Juegos para subir y bajar las escaleras

Antes de que comience a subir y bajar escaleras puedes poner almohadas y cojines por el suelo y dejarle que se siente, se tumbe, o se acueste sobre ellas al tiempo que trata de coger objetos que estén en el sofá, por ejemplo. Una forma de animar, pero no forzar a tu hijo, a subir y bajar escaleras es a través del juego. Puede que simplemente tenga miedo.

Un juego muy divertido es el del Cofre del Tesoro. En la parte de arriba colocamos una cajita que resulte muy vistosa para él, será nuestro Cofre del Tesoro. Ahora en cada escalón iremos colocando distintos objetos, con tamaño y formas diferentes. Lo más fácil es decirle que hay que llenar el cofre con las piezas que vaya encontrando, pero también podemos hacerle un guión y pedirle que sólo lo llene con las rojas, las que sean animales….lo que se te ocurra. Cuando acabemos el juego hay que contar todos los tesoros que ha conseguido meter en el cofre. Así poco a poco irá adquiriendo una nueva habilidad, que la habrá compartido con sus padres.

Recuerda, lo más importante es que no le fuerces. Todo llega.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.