Niños hiperactivos

Desde siempre los educadores manifestaron sus dificultades para trabajar con las conductas disruptivas de determinados niños que mueven continuamente los dedos, hacen ruidos, se cambias constantemente la posición en la silla y muestran una gran dificultad para concentrarse. Muchos han sido expulsados ​​de las aulas para distraer a los compañeros, y otros han sido tildados de revoltosos.

Sin embargo, hoy sabemos que muchos niños están diagnosticados de hiperactivos o con déficit de atención. Entre la sintomatología de estos niños encontramos: comportamiento impulsivo, incapacidad para focalizar lo esencial y facilidad de despistarse con estímulos irrelevantes y secundarios, excesiva agitación por la activación de la base (arousal) de la que parten, extremada dificultad de permanecer quieto…

A la larga, todo esto no sólo repercute en su rendimiento en la escuela y el aprendizaje, sino también en su autoestima, porque el nivel de activación suele interferir en las relaciones con los compañeros, los cuales pueden rechazar los o enfadarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *