Niños nerviosos, claves para saber cómo actuar

Niños nerviosos

A veces, la conducta de los más pequeños resulta inquietante para los padres. Es decir, que no saben cómo actuar en determinadas ocasiones cuando su hijo empieza a realizar conductas poco normales que no se asemejan a los demás niños.

Los niños nerviosos son aquellos que tienen ritmos biológicos y rtuinas irregulares. Son aquellos que le cuestan adaptarse a situaciones nuevas y que, por lo tanto, hay que actuar con firmeza y flexibilidad con ellos.

A veces, los papás y mamás os lamentáis por no tener un hijo tan tranquilo o apaciguado como el de los vecinos o el comañero favorito de la clase de vuestro hijo. Cada niño es un mundo y cada cual tiene un determinado temperamento que nace instintivamente.

Niños nerviosos

Es cierto que estos niños nerviosos con estas características de vitalidad y ritmo de vida acelerada, puede ocasionar muchos nerviosos y desesperación en los padres, ya que no pueden estar riñiendolos cada día, porque no pueden con él.

Sin embargo, si pueden optar por unas pautas de conducta que ayudan a actiar con niños tan activos como su hijo. De esta manera, aprenderán tanto los niños como los padres, para que sea más fácil la convivencia.

Claves para actuar con niños activos o nerviosos

  • Muchas oportunidades de moverse – Si un niño es nerviosos no puedes pararlo por mucho que quieras, por lo que una de las cosas que es imprescindible es darle oportunidades para moverse, como correr por el parque, jugar a juegos con movimiento (pilla, pilla), hacer largas caminatas,etc.
  • Mucho espacio tanto dentro como fuera de casa – Si a estos niños se les enclaustra en uns espacio reducido se agoviarán, provocando una conducta incontrolada. No hay que imponerle nunca que se esté quieto.
  • En cuanto a los padres, no hay que deseserarse, hay que entender que es un niño y que su vitalidad se controlará con el paso del tiempo, si se llevan a cabo las claves necesarias para ello. Además, esta vitalidad le servirá en un futuro.
  • La intensidad en la que expresa sus emociones es clave para determinar el temperamento de estos niños. Por ello, cuando expresen estos con mucha intensidad (llanto, fuerza de risa y enfado,etc) habrá que calmarlo con palabras claras y firmes, nunca imponiendo.
  • Por último, hay que saber donde está el límite de comportamiento. Es decir saber cuando hay que consolarles cuando esté justificado, y cuando ignorarle en sus momentos de rabia o de nerviosismo pleno.

Niños nerviosos

Más información – Tics en los niños


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *