Niños rebeldes = éxito profesional en el futuro (según un estudio)

Niños-rebeldes

El estudio publicado en el boletín de la American Pschycological Association, publicó en su edición online hace unos meses el estudio “Student characteristics and behaviors at age 12 predict occupational success 40 years later over and above childhood IQ and parental socioeconomic status”. Se trata de una investigación longitudinal desarrollada durante 40 años en la que han participado 745 personas que tenían 12 años en 1968.

Uno de los objetivos era evaluar los efectos directos e indirectos (fundamentalmente relacionados con la educación), de los factores considerados como predictores de éxito profesional. Sorprendentemente (o no tanto) el trabajo ha revelado que los niños rebeldes (y tozudos) pueden desenvolverse muy bien en el ámbito laboral. Incluso tras aislar otros indicadores como la inteligencia o la posición social de los progenitores, aquellos adolescentes que rompen reglas y desafían a sus padres, pueden conseguir ingresos altos.

Si bien, la obediencia es aún valorada por la sociedad, y los niños son alentados continuamente a seguir las reglas impuestas; soy de las personas que piensan que el sentido crítico va precisamente ligado a una rebeldía previa (o posterior), y desde luego, prefiero que mis hijos piensen por si mismos, a que acaten normas sin cuestionárselas. Además, permitir a los más jóvenes que transgredan también es darles autonomía, aunque se les tenga que exigir cierta responsabilidad a cambio (responsabilidad que – por cierto – suelen asumir bien).

Por eso me ha llamado la atención positivamente este estudio, que también sugiere que el éxito en un futuro también debería star ligado a la responsabilidad y la perseverancia en los estudios

El estudio sólo habla de una correlación observada.

Los autores del trabajo consideran que cuando los adolescentes transgresores crecen tienen capacidad para mirar por sus propios intereses; pero además sugieren que su personalidad les dará herramientas para negociar aumentos de sueldo.

Y quieren destacar que la rebeldía a unas u otras edades no es comparable, por lo que en ningún momento afirman que personas de más de 50 años deban portarse como niños.

Es difícil considerar la validez de un estudio en base solo a esta muestra, aunque esta no parece muy grande; sin embargo los resultados son interesantes, y pueden dar lugar a nuevas investigaciones y análisis. Por otra parte, echo en falta otras relaciones diferentes al éxito laboral, pues los niños rebeldes pueden ser también creativos y decididos; me gustaría por eso conocer la proyección de estas características en las relaciones personales o su contribución social.

Imagen — rolands.lakis


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

2 comentarios

  1. Tiene mucha lógica el estudio. Las normas sociales y la educación son necesarias pero en estas pequeñas mentes brillantes son un ahogo. Deberíamos dejarlos explorar el mundo a su manera, para que desarrollen sus cualidades.

    1.    Macarena dijo

      Así es, canguro en casa… ¡gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *