No habrá un Feliz Día de la Mujer, mientras las mujeres no seamos libres

Dia de la Mujer

¿Habéis oído hablar sobre “cosificación”? es cuando dejamos que determinados atributos de una persona la definan; dichos atributos no tienen que ver con las capacidades o habilidades que deberían caracterizar a un ser humano autónomo, sino con ‘la estética’ o el erotismo, aplicados sobre todo al cuerpo femenino. Jean Kilbourne lleva varias décadas alertando acerca de cómo el incesante flujo de mensajes gráficos o textuales sexistas (incluso misóginos), convierten a las mujeres en objetos, o partes de los mismos. Como afirma la propia Kilbourne, esta tendencia es generadora de violencia de género justificada, puesto que la persona ha dejado paso al objeto.

Y no tanto de cosificación del cuerpo femenino, como de violencia de género, quería hablar hoy, aunque he utilizado la introducción como excusa para llamar la atención sobre uno de los factores inductores y mantenedores de esa violencia (que sin duda está alimentada por otras causas). Creemos que tenemos muchos motivos para desear “Feliz Día” a las mujeres: podemos votar, estudiar (¡gracias sociedad por darnos algo que era nuestro por derecho! digo yo irónicamente), avanzamos (despacio, no os vayáis a creer) en la corresponsabilidad, nadie nos tiene que acompañar a ningún sitio, podemos ir vestidas como queremos… y más cosas.

A la vez, estamos aún en un camino que pinta ser largo, y tenemos batallas duras por librar (como la brecha salarial). Pero no nos engañemos, algunas de nuestras libertades se vuelven en nuestra contra cuando irrumpe la violencia de género en la vida de cualquier mujer. Marina y María José fueron asesinadas a finales del mes pasado en Ecuador…

Eran argentinas, eran jóvenes y quisieron disfrutar de sus ganas de vivir y conocer, viajando; pero alguien decidió dominarlas y las convirtió en cuerpos violentados e inertes que no tuvieron mejor final que permanecer dentro de bolsas negras. Como relata la estudiante paraguaya Guadalupe Acosta, “peor que la muerte, fue la humillación de una sociedad cuestionando a las víctimas en lugar de gritar para que las autoridades encontraran a los agresores”

Soy mujer, ¿soy libre?

Nacemos libres ¿y lo seguimos siendo cuándo crecemos?

Si la respuesta fuera sí, no tendríamos a mujeres asesinadas a manos de quienes quisieron poseer sus cuerpos y despojarlas de vida. Si la respuesta fuera sí, las madres y los padres no avisarían a las chicas adolescentes acerca de ‘por dónde caminar’, ‘con quién ir’, ‘hacia dónde mirar’…; en lugar de eso les dirían a los chicos adolescentes: ‘no toques a una mujer si no quiere ser tocada’, ‘permite que sean libres realmente’.

La carta de Guadalupe se ha convertido en viral (a pesar de que determinada red social bloqueó sin éxito sus contenidos). En ella se pueden leer frases como:

“Cuestionaron a mis padres, por darme alas, por dejar que sea independiente, como cualquier ser humano. Les dijeron que seguro andabamos drogadas y lo buscamos, que algo hicimos, que ellos deberían habernos tenido vigiladas”.

Dia de la Mujer2

¿Qué clase de libertad es esta? ¿un hombre puede viajar solo y cuando alguien asesina a dos mujeres viajando no tenemos nada mejor que decirles a sus familias que ‘a ver por qué las han dejado ir por ahí’. Siento indignación y también vergüenza por los actos despreciables de quienes pertenecen a la misma subespecie animal que yo.

No sé si quiero un Día de la Mujer, quiero un mundo en el que las mujeres puedan tener los mismos derechos, pero sobre todo puedan sentir y ejercer la libertad, sin que nadie la juzgue ni la coarte. Deseo construir un mundo nuevo basado en el respeto, y que nuestras hijas sean dueñas de sus cuerpos (que no serán nunca más objetos), mientras nuestros hijos se construyen en una masculinidad respetuosa.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *