No hay solo un camino correcto, tú marcas la pauta

Cuando nace tu bebé todo el mundo parece ser experto en crianza. Todo el mundo te da consejos, algunos muy buenos, otros bastante desacertados. Pero lo realmente importante es que sepas distinguir los unos de los otros. Nadie puede hacer eso mejor que tú misma, puesto que en lo que a tu bebé respecta, tú marcas la pauta.

Sois los padres los responsables de decidir sobre su educación, sobre su alimentación, sobre su vida en sus primeros años. Nadie conocerá a vuestro bebé mejor que vosotros, que estaréis con él más tiempo que cualquiera. Así que lo primero que a la hora de escuchar cualquier consejo, sois vosotros los que decidís si lo aceptáis o no.

¿Puedo saber más que los expertos en educación y crianza?

No se trata de saber más, se trata de que tú conoces a tu hijo mejor que cualquier experto. Es muy recomendable que te informes a través de personas especializadas en el tema sobre los mejores métodos. Ellos basan sus teorías y sus métodos en estudios realizados a cierta cantidad de niños, se basan en la experiencia. Pero recuerda que a la hora de aplicarlos, debes analizar bien tus circunstancias y las de tu hijo. Ellos no las conocen y el mismo consejo de un experto puede ser válido para todos esos niños, pero no para ti. Pueden existir circunstancias que diferencien a tu hijo o a ti, de todos esos niños incluidos en dichos estudios.

Los padres deciden

Tampoco se trata de ser extremistas y no aceptar consejos de nadie. Se trata de que el criterio lo apliques siempre tú con tu pareja o sola si eres familia monoparental. Como ya hemos dicho, sois vosotros los responsables de vuestro hijo, responderéis de sus acciones y decidiréis sobre su vida. En sus primeros años necesita de vosotros para todo. Eso hace imprescindible que lo observéis para poder atender correctamente sus necesidades. Fruto de toda esa observación, le conoceréis mejor que nadie. Precisamente eso os capacita para aplicar los consejos que creáis convenientes para vuestro hijo y descartar los que no os cuadren.

Cuando te dan un consejo que no quieres aceptar

Es muy posible que pase, que cuando llegues a casa con tu bebé y comiencen las visitas, todo el mundo sea, de repente, un experto en crianza. Te aconsejarán cosas de las cuales ya te habías informado en mil páginas, grupos de madres, blogs y libros. Sabrás que no tienen razón y además estás sensible e irritable, deberás intentar mantener la calma para evitar situaciones incómodas. No es conveniente ofender a quien te puede ofrecer una ayuda que probablemente vas a necesitar.

En estos casos, lo mejor es dar una educada respuesta y no aplicar en absoluto el consejo. No importa cuántas veces te lo repitan, tampoco necesitas dar explicaciones a nadie, solo es preciso ser educada y respetuosa. No hace falta transigir con lo que no aceptas, la última palabra la tienes tú.

Aplicando tu criterio

Haciendo un resumen se entiende que tu criterio es el más válido para tu hijo, por varias razones:

  • El vínculo que existe entre vosotros desde el periodo prenatal.
  • El vínculo de apego que se forma en el periodo posterior al nacimiento.
  • El conocimiento de tu hijo a través de la observación que realizas para atender sus necesidades.

Ahora bien, para aplicar tu criterio de una forma adecuada para el desarrollo de tu hijo es fundamental que tu criterio esté bien fundamentado. Esto es que no se base en ideas vanales o superficiales sobre la maternidad, del tipo ” porque soy su madre y mando yo”. Un tipo de educación autoritaria, puede ser perjudicial para tu hijo. Lo recomendable es que bases tu criterio en un tipo de educación democrática. Como por ejemplo la promovida por Paulo Freire.

El deseo de toda madre es criar a sus hijos sanos, independientes y sobre todo felices. Para conseguir guiar a tu hijo hacia esa felicidad, tu criterio debe basarse en el respeto, hacia sus sentimientos, hacia su persona. Ese es el criterio más importante a la hora de aceptar un consejo. Pregúntate “¿tendrá mi hijo una vida más feliz si sigo este consejo?”. La respuesta a esa pregunta siempre será la clave para decidir si lo aplicas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Madre de una luz inspiradora, futura pedagoga, técnicamente decoradora, eterna escritora en la sombra, artesana, vocalista y compositora, aprendiz de todo, maestra de nada. Apasionada de los animales y de sus beneficios para el desarrollo emocional humano. Enamorada de la luz que existe en las buenas personas, de la educación, de la música y de la vida en general. Positivista in extremis, todo tiene un lado bueno y si no lo tiene, me encargo de crearlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.