No me quedo embarazada, ¿cuáles pueden ser las causas?

Estás intentando quedarte embarazada y aún no lo has conseguido. Relájate, lo primero que debes hacer es no obsesionarte con la idea. Es posible que haya algún problema para quedarse embarazada, pero no siempre tiene que venir por tu parte. Lo primero es hablar con tu pareja, ya que estadísticamente los problemas de infertilidad se dan a partes iguales. Y hay un pequeño porcentaje del que se desconoce la causa.

Si lleváis un año o más de relaciones sexuales frecuentes, esto es al menos cada dos días, sin protección, entonces hay que valorar cuáles son las posibles causas por las que no te estás quedando embarazada.

Preparación previa a quedarse embarazada

prueba de embarazo

Si eres una mujer de más de 35 años es conveniente que te hagas una revisión específica con tu ginecólogo o ginecóloga que te analice tu fertilidad. A partir de esta edad tu reserva ovárica disminuye drásticamente y es más complicado quedarse embarazada si había problemas de fertilidad subyacentes. De esta manera también descartarás alteraciones en el útero o en el cuello del útero, ovarios con quistes, endometriosis, o cualquier otra alteración anatómica.

Recuerda además pedirle a tu médico de cabecera una analítica completa, la anemia y los trastornos de tiroide también dificultan quedarse embarazada. En este reconocimiento pídele una analítica para saber tus niveles de prolactina.

El hombre por su parte también debe acudir al urólogo para hacerse pruebas de concentración, calidad y motilidad de los espermatozoides. Además de alteraciones morfológicas. Por cierto, la edad del hombre también es importante a la hora de la gestación, no solo la de la mamá.

Con todos estos datos ya no tendréis que especular sobre las posibles causas, sino que directamente estaréis más cerca de la solución.

El estilo de vida también influye

habitos sanos en niños

A la hora de quedarse embarazada nuestro estilo de vida, presente y pasado, también influye. No podemos pasar de un elevado ritmo de estrés a dos sesiones de mindfullnes y preguntarnos porqué no estamos embarazada. Las mudanzas, el cansancio, los cambios emocionales, las pérdidas de familiares, todo ello, aunque lo neguemos influye en nuestras posibilidades de gestar.

Además la obesidad puede dificultar el embarazo tanto como el bajo peso. En ambos casos el ciclo menstrual se puede alterar. Por eso es tan importante una alimentación sana, rica en minerales y nutrientes, en este momento especialmente en vitamina B. Evita los alimentos ultraprocesados y comienza a hacer ejercicio de forma regular,

El consumo de drogas, alcohol y tabaco está relacionado con la disminución de la fertilidad en ambos sexos, pero en ella en el caso del alcohol el efecto es más nocivo. Fumar también puede alterar tus hormonas, lo que puede llevarte a periodos de irregularidad menstrual o a una menopausia precoz.

Además de todo esto hay que valorar los antecedentes familiares o si se ha estado tomando durante mucho tiempo pastillas o métodos anticonceptivos hormonales. En este caso dale un poco de tiempo a tu cuerpo para que vuelva a su ciclo natural.

La hiperprolactinemia

Además de todas estas causas que son más o menos conocidas y que influyen a la hora de quedarte embrazada se puede dar la hiperprolactinemia, y es más común de lo que parece. Este es un trastorno por el cual el hombre o la mujer tienen un nivel anormalmente alto de la hormona prolactina en la sangre.

Las consecuencias en la mujer es que le causa alteraciones en el ciclo menstrual. Hasta el 25% de las mujeres con la prolactina alta tienen ovarios poliquísticos. Pero hay otro porcentaje de mujeres que no presentan o presentan muy pocos síntomas, por lo cual nunca han sido diagnosticadas, hasta que encuentran dificultades para quedarse embarazadas. En el hombre puede causar falta de deseo sexual, disfunción eréctil y esterilidad. El hipotiroidismo también puede estar relacionado con este trastorno.

Estas son algunas de las causas por las que quizás aún no te has quedado embarazada, pero recuerda nuestro primer consejo, no te obsesiones con el tema. Consulta con tu médico, descarta causas y practica sexo feliz. Pero si necesitas más información, puedes pinchar aquí.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.