No nos ponemos de acuerdo con el nombre del bebé ¿que hacemos?

La elección del nombre del bebé es una de las tareas más difíciles a llevar a cabo durante el embarazo.

Capaz ya los tengan seleccionados desde antes del embarazo. Si es así, tienes un punto a tu favor. Si ningún nombre te viene bien o no pueden ponerse de acuerdo con como se llamará el bebé, entonces en MadresHoy.com te daremos algunos consejos:

  • Mantener una comunicación constante y respetuosa, sin ridiculizar o minimizar las opciones de la pareja. Escuche las razones de su cónyuge y valórelas. El diálogo debe mantenerse en todo momento.

  • Cuando le exprese a su pareja qué nombre ha escogido, dígale lo que éste significa para usted, sea que lo escogió por razones sentimentales (un familiar o pariente cercano), o si el nombre tiene una significacion específica (un nombre que denote fortaleza, personalidad, caracter, etc). Siendo éste el caso, quizás puedan encontrar un nombre que les guste a ambos y que transmita lo mismo que está buscando.
  • Evalúen opciones creativas. Tal vez puedan llegar a un acuerdo para poner el nombre (por ejemplo uno de los conyuges escoge el nombre del primer niño y el otro el del segundo, o que uno elija el primer nombre y el otro el segundo y en el próximo se invierten los papeles).
  • Consideren buscar en listas o directorios de nombres. Es muy posible que revisando listas de posibles nombre juntos, encuentren uno que sea satisfactorio para ambos, incluso uno que no haya sido considerado en un primer momento.
  • Tengan en cuenta cómo sonará el nombre del bebé (nombre y apellidos). Para muchos, suena un poco raro si el nombre termina en vocal y el apellido empieza con la misma vocal. Del mismo modo, evite los nombres que, cuando se unen con el apellido, puedan ser motivo de burla (Zoila Baca, Dolores Fuertes, Armando Paredes, etc). Recordemos que en la escuela los niños pueden ser muy crueles y causar algun tipo de trauma en nuestro niño/a, motivando que no quiera ir al colegio.

Cualquiera que sea el metodo a usar, lo importante es que sean una decisión compartida, conversada y que deje a ambos padres con la sensación de que han resuelto un problema, en lugar de sentir que han ganado o perdido una batalla.

Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *