Ojo vago en niños, qué es y cómo se trata

Ojo vago en niños

Aunque popularmente se conoce como ojo vago, el término correcto es ambliopía. Un problema que afecta a muchos niños en la infancia y que si no se trata a tiempo, puede acarrear consecuencias negativas. El ojo vago se detecta a menudo en la edad escolar o durante los primeros años de la infancia y consiste en un mal desarrollo de la funcionalidad del ojo.

Este bajo rendimiento del ojo, provoca la disminución de la visibilidad y si no se trata a tiempo, puede causar problemas como pérdida de la agudeza visual durante toda la vida. Descubre a continuación cuál es el tratamiento para el ojo vago o ambliopía y cómo puedes detectar este problema en tus hijos.

¿Cuáles son las causas del ojo vago en niños?

Ojo vago en niños

La ambliopía o el ojo vago, suele afectar a uno de los dos ojos del niño. La causa se encuentra en la percepción de cada ojo de las imágenes que llegan al cerebro. Cuando uno de los dos ojos recibe la señal de las imágenes más nítidas desde el cerebro, naturalmente se convierte en el ojo más utilizado. Es decir, se anula la señal en el otro ojo y progresivamente va perdiendo visión porque ya no se utiliza.

Existen diversas causas que puede provocar el ojo vago en niños:

  • El estrabismo: Lo que popularmente se conoce como «torcer el ojo» es una de las principales causas del ojo vago en niños. Cuando uno de los dos ojos se tuerce, el cerebro deja de lanzar las imágenes a ese ojo, lo inutiliza convirtiéndolo en un ojo vago.
  • Problemas visuales: Miopía, astigmatismo, hipermetropía, son los problemas de vista más conocidos. En este caso suele haber diferencias de dioptrías en cada ojo, lo que causa que el ojo que peor ve, se convierta en el ojo vago.
  • Diversas enfermedades: También existen enfermedades que pueden causar interferencias en la forma en que el cerebro recibe las imágenes. Enfermedades como tumores o cataratas congénitas, aunque en niños suelen ser enfermedades muy raras con una incidencia muy baja.

Cuál es el tratamiento

Iniciar el tratamiento de forma temprana es fundamental para que la recuperación pueda ser total. Se estima que en los casos en los que existe detección precoz, antes de los 6 o 7 años, la probabilidad de recuperar la visibilidad por completo es mayor que en niños con más de 10 o 12 años. Para tratar el ojo vago en niños, primero es necesario detectar cuál es la causa.

Por lo que, si esta se encuentra en un problema visual, por ejemplo miopía, será necesario tratar ese trastorno. Para tratar el ojo vago, se suele recurrir a colocar un parche en el ojo sano. De esta forma, se ayuda a trabajar al ojo vago para que pueda recuperar toda su funcionalidad. También puede tratarse con colirios que dilatan la pupila del ojo sano, así la visión se vuelve borrosa y el ojo vago tiene que trabajar más.

Cómo detectar el ojo vago en niños

Ojo vago en niños

Acudir a las revisiones periódicas con el pediatra es la mejor manera de detectar a tiempo cualquier anomalía en el desarrollo del niño. No obstante, no siempre se pueden detectar este tipo de problemas en las consultas. Por ello, es muy importante observar al niño en diferentes circunstancias, porque así podrás advertir si existen cambios o circunstancias como las siguientes.

  • El niño desvía un ojo, especialmente después de los 3 meses que es cuando el bebé comienza a enfocar mejor.
  • Observas que se acerca demasiado para ver los objetos, los cuentos o para pintar.
  • Parpadea mucho.
  • Si ladea la cabeza para mirar fijamente.
  • Una forma muy curiosa de comprobar si el niño tiene ojo vago es utilizando imágenes en 3D, ya que el ojo vago no percibe las imágenes en tres dimensiones.

Si observas alguna de estos rasgos en tu hijo, pide una consulta con su pediatra para comentar la situación. El médico realizará pruebas específicas para comprobar si realmente el niño tiene ojo vago y así podrá comenzar con le correspondiente tratamiento lo antes posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.