Onicofagia: cómo evitar que los niños se muerdan las uñas

Ya hablamos en este artículo sobre la onicofagia. Lo que es, lo que significa, sus posibles causas y las consecuencias. Si tu niño o niña es de los que se comen las uñas, en este artículo te vamos a dar algunas recomendaciones para que intente no hacerlo. Pero recuerda lo que comentábamos, una cosa es morderse las uñas y otra tener onicofagia, que como hábito continuo y grave en la mayoría de los casos está asociado a otros trastornos.

Más allá de los problemas estéticos morderse las uñas puede provocar algún retraimiento social, ya que el niño ola niña siente vergüenza a la hora de mostrar sus manos, y además lleva a aparejadas unas serie de deformaciones, tanto en los dedos como bucales.

¿Se muerden más las uñas los niños o las niñas?

Pues la onicofagia, el morderse las uñas no conoce de edad, ni de sexo. Aproximadamente el 30% de los menores de entre 4 y 10 años se muerden las uñas. Esta mala costumbre, cuenta con los porcentajes más altos durante la adolescencia, chicos y chicas. Hasta un 50% de los jóvenes suelen comerse las uñas, cifra que va disminuyendo a partir de los 18 años, cuando el 15% de la población la mantiene. Entonces sí son más los hombres que las mujeres quienes se muerden las uñas. No obstante, como no se suele consultar al médico por este trastorno prácticamente sólo se tienen datos de los casos más graves.

El hecho de que haya más adolescentes y adultos varones que se siguen mordiendo las uñas puede ser porque tradicionalmente se hacía más hincapié en que las niñas, y las chicas, dejasen de morderse las uñas “no era de señoritas”. Las manos femeninas siempre han sido señal de belleza y reconocimiento social.

No hay que descartar seguir manteniendo este mal hábito, simplemente por una cuestión de imitación, al ver a alguien de nuestro entorno que se muerde las uñas. O como una conducta aprendida ante una situación de duda, o estrés.

Recomendaciones para que tus hijos no se muerdan las uñas

Lo primero es convencer a los niños de que solo su fuerza de voluntad les hará triunfar. Como es una conducta asociada al nerviosismo quita de su dieta las bebidas excitantes, mucha azúcar y todo lo que le pueda provocar ansiedad.  Desde este punto de vista ciertas infusiones, la leche caliente por la noche y otras técnicas, harán que se reduzca su ansiedad.

Un truco que le puedes decir es que antes de morderse las uñas, hay que lavarse las manos. Puede que con el simple gesto de tener las manos mojadas se le quiten las ganas. En los casos más graves puedes ponerle tiritas o esparadrapos en las uñas para evitar el mordisqueo.

En las farmacias y herboristerías vas a encontrar esmaltes especiales con un sabor absolutamente horrible. Antes de volver a comerse las uñas tu hijo se lo pensará dos veces, lo mismo que si le restriegas las uñas con guindillas o ajo, pero mucho más recomendable es el aloe vera, que también tiene un desagradable sabor.

Tratamiento de la onicofagia

ansiedad en los niños

Morderse las uñas, siempre que no represente ningún peligro para la salud mental puede tratarse en casa, con los remedios y trucos que nos enseñaban las abuelas y de los que te hemos hablado.

Pero si este trastorno comienza a estar unido a otros síntomas, como la necesidad de hacerlo para aliviar su ansiedad o provoca deterioro en las relaciones sociales, entonces te recomendamos que acudas a un profesional que ayude a tu hijo o hija a gestionar esos miedos y el estrés que tal o cual situación le provocan

Sea como sea lo ideal es utilizar técnicas conductuales que ayuden al niño a asociar el acto de morderse las uñas con algo desagradable, por ejemplo un mal sabor, de manera que pueda dejar de hacerlo de manera más o menos sencilla. No se recomienda castigar a los niños que se muerden las uñas, o atarles las manos para que no lo hagan, porque estas situaciones solo acaban provocando más estrés, y lo harán de igual manera cuando tengan la ocasión con el añadido de sentirse culpables.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.