Ser padres es igual de agotador como de gratificante

El título que encabeza este post es la verdad más grande que vas a leer hoy. Si eres padre o madre, sabrás que es así y que ser padre es muy agotador pero a la par es lo más gratificante que has hecho y que harás en el resto de tu vida. Ser padre o madre ejerce mucha presión sobre la relación de los progenitores por lo que pueden tener mucho estrés.

Si crees que ser padre es realmente agotador pero no lo dices muy alto para que no te juzguen, no te preocupes porque todos los padres y todas las madres del mundo saben lo cansado que puede llegar a ser.

Ser padre o madre es agotador

Cada vez se escucha más como las madres sufren la depresión postparto, pero lo peor es que esta depresión se está normalizando a causa del estrés y el cansancio que las madres sufren después del parto, mientras intentan recuperarse de las secuelas de haber parido y haber estado embarazada durante 9 meses. Pero de lo que menos se habla es que los sentimientos negativos pueden extenderse mucho más allá de los primeros meses de la vida de un bebé: se pueden sentir durante gran parte de la escuela primaria y la adolescencia de los hijos.

Cuidar a los hijos es física y mentalmente agotador. Los bebés necesitan cuidados constantes (alimentación cada dos horas, se despiertan varias veces por la noche durante meses, necesitan rutinas, etc). El tener que cuidar de un ser totalmente dependiente, la falta de sueño y en muchos casos el tener que trabajar también fuera de casa, puede hacer que los padres y las madres se sientan físicamente descuidados y se vean totalmente demacrados.

Hay estudios que han demostrado que cuando los padres están cansados e incluso fatigados, afectará a su bienestar general, así como a su capacidad para pode responder a sus hijos con sensibilidad y confianza. Los padres extremadamente cansados, también pueden mostrar frustración e irritabilidad hacia sus hijos con mucha más facilidad. Por este motivo, es necesario que los padres sean consciente de esto para poder poner remedio y mejorar su bienestar emocional, sobre todo por el bien de tus hijos.

Cuando existe agotamiento físico en los padres, también existe el agotamiento mental, de hecho, siempre van unidos. Ser padres es agotados tanto a nivel emocional, cognitivo y psicológico. Centrar la atención en los juegos infantiles y las actividades orientadas a los niños puede ser agotador, por lo que a menudo los padres se sienten cansados aunque ‘solo’ hayan estado jugando con sus hijos. Es fundamental disfrutar de esos momentos con los hijos para evitar sentirse agotado mentalmente.

Hay padres que están en riesgo de depresión

Debido a todo el trabajo fuera y dentro de la casa y el agotamiento extremo en muchos casos, esto puede provocar depresión en lugar de disfrutar de la felicidad. Varios estudios muestran que los padres sienten la felicidad teniendo hijos de forma más baja que los que no son padres. Pero la realidad en cara a este estudio, es que un padre puede estar agotado física y mentalmente pero la gratificación y el tipo de felicidad que siente, no lo sentía antes de ser padre. En este sentido, no se puede comparar una felicidad con otra puesto que las personas que no son padres.

Las personas que sí son padres pueden sentir que se sienten más cansados y que la felicidad experimentada siendo progenitores es diferente a la vivida antes de ser padre o madre. Pero es cansado, porque los hijos requieren demandas emocionales de la paternidad que en ocasiones, puede superar las recompensas emocionales de tener hijos, en algunos casos.

Si bien la depresión postparto generalmente se disipa en unos pocos meses o un año después del nacimiento de un niño, la melancolía regular de los padres puede aumentar y disminuir durante todo el período durante el cual su hijo vive en casa. Hay factores adicionales, más allá de la fatiga asociada con el cuidado de un niño, que contribuyen a ello. Afortunadamente, hay formas de combatirlo y el disfrute del presente y de todo lo que aportan los hijos es mucho mayor y más gratificante que el cansancio que se pueda sentir.

Disfrutar de la paternidad / maternidad

A pesar de las evidencias de que la paternidad y la maternidad puede ser difícil para las personas, los padres también experimentan grandes momentos de satisfacción que son difíciles de superar con cualquier otra experiencia de la vida. A veces son los pequeños momentos de crianza, como cuando tu hijo comienza a caminar, a hablar, cuando está pintando, cuando tiene sus logros, cuando te dicen ‘te quiero’, el abrazo sincero de un niño, la no soledad en ningún momento… Todo esto puede tener una gran diferencia en la felicidad de los padres, aumentando significativamente el bienestar emocional.

Pero para que así ocurra, hay que saber disfrutar de los pequeños momentos diarios, y de cómo la sonrisa de tus hijos pueden cambiar todo un mal día. Algunos estudios han encontrado que cuando las personas son padres activos, son estos momentos específicos en el tiempo los que están vinculados a los niveles más altos de felicidad.

Tener hijos generalmente implica cierto nivel de sacrificio, y muchos padres lo recuerdan a sus hijos cuando son mayores. Pero no es necesario decir a los hijos lo que se ha hecho por ellos, puesto que los beneficios de ser padre es mucho mayor a los posibles ‘costes’. Los sacrificios que has hecho por tus hijos, solo tiene que recordarte todo el amor (insuperable) que sientes por ellos.

Criar a un hijo también tiene muchos costes económicos, pero esto no se piensa en absoluto, simplemente sucede. Cuando los padres se centran en lo positivo más que en lo negativo, será cuando empiecen a sentir cómo el ser padre o madre solo está lleno de gratificación.

En lugar de lamentar todo lo que haces o lo que te cuesta tener hijos, o lo cansado que estás o el agotamiento intenso que sientes cada día… Piensa que lo que recibes de ellos es mucho mayor. Además, estás criando a personas que serán independientes, que son tu descendencia. Fíjate en los aspectos positivos que tiene tu vida y te darás cuenta que ser padre o madre es agotador pero también es lo más gratificante que existe.


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.