Padres sobreprotectores

Padres sobreprotectores

La mayoría de los padres y madres sobreprotegen mucho a sus hijos por el hecho de que nos les pase nada, y para también terminar aún más rápido en sus hábitos rutinarios de higiene, alimentación,etc. Esto hace que los niños no se formen por sí mismos y se acomoden a que un adulto se los haga todo.

Esta sobreprotección hara que los pequeños no se hagan autónomos y estén dependiendo de los padres hasta muy tardía edad y, cuando ya se vean lejos de casa o fuera del alcance de un padre o madre, se verán solos y sin poder defenderse por sí mismos.

La consecuencia principal de que los padres sobreprotegan a sus hijos es la poca paciencia. Los pequeños no nacen sabiendo y su ritmo de aprendizaje lleva un proceso, largo o lento, dependiendo del propio niño, por lo que debemos dejar que ellos interactuen por su propia voluntad.

Padres sobreprotectores

Es muy fácil que mamá y papá terminen de recoger los juguetes, nos den de comer mientras yo juego con un juguete, que terminen de vestirme,etc. Pero el principal problema es que los niños no quieran hacerlo sino que los propios padres no dejéis que lo haga por el simple hecho de terminar más rápido.

Padres sobreprotectores

En cada proceso de aprendizaje hay que dejarlos hacer a ellos, de una u otra manera lo harán, mejor o peor al principio, pero con la costumbre se irá perfeccionado y se harán unos pequeños autosuficientes. En la vida hay que acompañarlos, no esforzarlos a nada, dejar que ellos mismos sean los que experimenten y hagan para que así su futuro se forme de creaciones propias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *