Pañales: desechables versus de tela, ¿con cuál te quedas?

Pañales desechables vs pañales tela

Mientras una mujer está embarazada puede tener algunas dudas acerca de qué debe comprar para su bebé, qué puede ser mejor o con qué puede ahorrar más dinero a la larga. Una de estas decisiones que todos los padres deben pensar es si utilizarán pañales de tela o pañales desechables para el bebé en cuanto llegue al mundo. Es una decisión muy personal que se debe pensar muy bien para poder escogerla acorde al estilo de vida de la familia.

Pero para poder decidir si se usan pañales de tela o desechables, primero se debe conocer en qué consiste cada uno, qué es mejor para uno mismo o para el bebé y con cuál de los dos te puedes sentir más cómoda como mamá mientras le cambies el pañal a tu hijo/a (que serán unas cuantas veces).

A continuación quiero hablarte sobre los pros y los contras que puedes encontrar en cada uno de los pañales para que de este modo puedas tener toda la información necesaria y te sientas capaz de poder escoger el pañal que más se adecue a tu estilo de vida y pensamientos actuales.

Los pañales de tela

Quizá cuando piensas en los pañales de tela empiezas a pensar en esos pañales de tela o trapo que hace medio siglo utilizaban las madres porque no tenían opción de usar pañales desechables, básicamente porque no existían. Es cierto que esos trapos o pañales de tela si se utilizasen ahora quedarían bastante obsoletos, pero la realidad es que los pañales de tela actuales nada tienen que ver con esos pañales de hace décadas.

Hay mucha ciencia detrás de los pañales de tela actuales y los diseños actuales están dotados de materiales de primera calidad (que te durarán mucho tiempo en buenas condiciones si el cuidado es óptimo) y que además, tienen diseños coloridos muy bonitos que que te encantarán.

Pañales desechables vs pañales tela

Pros de los pañales de tela

  • Los puedes encontrar en algodón, tela de toalla o franela, materiales de buena calidad e ideales para cuidar el delicado culito de un bebé.
  • Pueden tener forros de tela, ir doblado o que sea todo en un uno (pañal y cubierta que se puede separar para lavar mejor).
  • Ahorrarás dinero ya que aunque puedas gastar unos 100 euros de entrada en la compra de los pañales de tela, nada tiene que ver con los casi dos mil euros que puedes gastar en pañales desechables (dinero gastado para la misma cantidad de tiempo).
  • Usar un pañal de tela es más natural que un pañal desechable.
  • Aunque no absorba tanto como un pañal desechable, deberás cambiar más a menudo el pañal a tu bebé por lo que tendrá la piel del culito en buenas condiciones, sin tantas irritaciones.
  • A medida que el bebé madura se dará cuenta que está mojado antes y será más fácil hacer la transición del pañal al váter.
  • Estarás cuidando el medio ambiente porque los pañales de tela no tienes que tirarlos por cada uso: ahorrarás en basura, en contaminación y no se necesitarán tantos recursos para los pañales.

Contras de los pañales de tela

  • Hasta que el niño se acostumbra, los pañales pueden ser un poco incómodos.
  • Si no tienes un pañal de tela de todo en uno, puede ser más complicado de cambiar.
  • Gastarás más agua y jabón para lavar los pañales (pero aún y así te seguirá saliendo más barato).
  • Cuando salgas con tus hijos y tu bebé se haga caca, tendrás que llevar el pañal con caca contigo hasta que lo laves en casa, algo que puede oler bastante mal.

Pañales desechables vs pañales tela

Los pañales desechables

Las grandes empresas anuncian por televisión la buena calidad que tienen sus pañales desechables y lo bien que cuidan el culito de tu bebé. Muchas madres por comodidad prefieren usar los pañales desechables, sobre todo aquellas madres que no tienen mucho tiempo como para entretenerse lavando una y otra vez los pañales de tela.

¿Tú eres de las madres o padres que prefieren tener pañales desechables siempre a mano antes de pensar en utilizar los de tela? Veamos algunas de sus pros y contras para que puedas descubrir si realmente son la mejor opción para ti.

Pros de los pañales desechables

  • Son cómodos y fáciles de cambiar, tienen tiras con adhesivo que se quedan bien sujetas en la parte de delante.
  • Se pueden comprar el tamaño exacto basándote en el peso y edad del bebé.
  • Viajar es más fácil porque sólo tendrás que tirar los pañales sucios a un contenedor sin tener que llevarlos de vuelta  acasa.
  • Cambiarás menos pañales si compras los que son muy absorbentes ya que tienen un revestimiento interno que hará que el culito del bebé no esté en contacto con la piel.

Contras de los pañales desechables

  • Aunque no hay estudios concluyentes, los productos químicos usados para fabricar el pañal pueden causar daños en la piel del bebé e incluso tener reacciones alérgicas a este tipo de pañales.
  • Estarás contaminando nuestro planeta. Los pañales desechables representan 3’4 millones de toneladas de desechos en los vertederos por año y no se descomponen.
  • Los niños al sentirse cómodos con los pañales pueden sentir menos la necesidad de dejarlos por lo que la transición del pañal al váter puede ser demasiado largo.

Pañales desechables vs pañales tela

Una vez llegados hasta este punto, ya tienes información suficiente para que seas capaz  de decidir qué tipo de pañales son mejores o más adecuados para tu bebé. Deberás valorar no sólo cada punto que te comento en este artículo, si no también tus valores personales.

Es necesario que seas conscientes de si prefieres cuidar más o menos nuestro ambiente a cambio de tu comodidad, si te merece la pena hacer una inversión mayor primero para ahorrar a largo plazo… Son decisiones que deberás tomar para que después, no te arrepientas de la decisión  que has tomado, aunque si empiezas por un tipo de pañal siempre estarás a tiempo de probar el otro. ¿Ya sabes qué tipo de pañal prefieres para tu bebé? ¿Ya los has utilizado alguna vez y sabes cuál es el que más te gusta?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *