Papá a los 40, La Experiencia – IV

padre a los cuarenta

Luego llegaran los primeros pasos, esos que nos dejaran sin espalda, porque pasaremos horas agachados velando por la seguridad de cada pasito de nuestro hijo. Y una vez que camine sin las “rueditas de los costados”, seremos nosotros los que necesitaremos rueditas para poder alcanzar a nuestro retoño en su veloz carrera de descubrimiento del mundo que lo rodea, su hogar.

Cuando tenemos 40 años y estamos criando un hijo pequeñito todos los días terminaremos exhaustos, en algunos casos aburridos y algunas veces con una pizca de mal humor… Pero no hay energizarte más poderoso o dosis de buen humor que la tierna sonrisa con cuatro dientes que nos regalaran nuestros pequeñines.

Lo más importante en tener un bebé en edades que algunos podrían ser abuelos, no debe ser de preocupación alguna, ya que lo importante en todo esto es el amor, la serenidad y apoyo que reciben los niños, más no la edad que pudiera tener el padre.

Si cree que ya llegó a los cuarenta y es muy tarde para tener niños, pues esta equivocado, ahora es cuando Ud. debe fortalecer su lazos familiares no sólo con su esposa, sino también con el futuro miembro y ser portador de una gran familia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *