Para qué sirve la placenta

Para qué sirve la placenta

Seguro que has escuchado hablar sobre la placenta y si has estado embarazada, todavía más. Se puede decir que la placenta es un órgano temporal que se forma durante ese embarazo y que sirve como una unión o puente entre la madre y el feto. Se ubica en el útero y se adhiere al revestimiento uterino durante el embarazo.

La placenta tiene varias funciones importantes durante el embarazo y el parto. Por lo que es el momento de dejarnos llevar por todas ellas y conocerlas a fondo. Ya que seguro que te has preguntado en más de una ocasión, para qué sirve la placenta. Daremos respuesta a todas tus dudas y tus preguntas. ¿Te lo vas a perder?

Proporciona alimento y oxígeno a nuestro bebé

Sin duda, es uno de los trabajos más importantes que tiene porque es responsable de proporcionar alimento y oxígeno al feto a través de la circulación sanguínea. La placenta actúa como un filtro, permitiendo que los nutrientes y el oxígeno atraviesen la barrera placentaria y lleguen al bebé, mientras que al mismo tiempo impide la transmisión de ciertas sustancias tóxicas y patógenos. Por lo que cuidará en todo momento de nuestro pequeñín y como no, también a sus madres.

funciones de la placenta

La placenta elimina los desechos del feto

A veces nos preguntamos a dónde van los desechos que produce el bebé, pues bien, ya tenemos la respuesta. La placenta también juega un papel importante en la eliminación de los desechos producidos por el feto. Estos productos de desecho, como el dióxido de carbono y el amoníaco, son eliminados a través de la circulación sanguínea de la madre y luego por el cuerpo de la madre. Es decir que de nuevo, la placenta se encarga de ayuda a todo ese proceso. Nutre y se deshace de lo que ya no sirve, por lo que son dos de las grandes tareas a tener en cuenta.

Produce progesterona

Durante el embarazo, la placenta produce una hormona llamada progesterona, que es necesaria para mantener el embarazo y preparar el cuerpo de la madre para el parto.  También se encarga de producir otras hormonas, como la hormona del embarazo (HCG) que aumenta considerablemente durante las primeras semanas y hasta el primer trimestre de gestación. Pero en la placenta también nos encontramos otra producción de hormonas como la (HPL) que será quien estimule las glándulas mamarias. Sin olvidarnos de los estrógenos, que aunque su fuente son los ovarios, también la placenta juega un papel fundamental en este momento del embarazo.

Placenta y embarazo

La placenta protege a nuestro pequeño de todo tipo de sustancias tóxicas

Es algo casi increíble pero cierto. También actúa como una barrera protectora entre el feto y la madre. Durante el embarazo, ayuda a proteger al feto de ciertos patógenos y sustancias tóxicas que pueden ser perjudiciales para el futuro bebé. Sin embargo, también existe el riesgo de que ciertas enfermedades o afecciones puedan afectar la placenta y, por lo tanto, el feto. Algunas de estas afecciones incluyen la placenta previa o la abrupta (desprendimiento de la placenta). Pero a grandes rasgos podemos decir que sí tiene ese trabajo de protección, independientemente que a veces no llegue a serlo al 100%.

Ahora ya sabes para qué sirve la placenta y es que, a modo de resumen hemos visto que es un órgano vital durante el embarazo que proporciona alimento, oxígeno y eliminación de desechos al feto. Además de protección y producción de hormonas importantes para el embarazo y el parto. Aunque temporal, es esencial para el desarrollo y la supervivencia de nuestro bebé. De manera que le debemos mucho, aunque en ocasiones no sepamos realmente todo lo que hace por nosotros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.