Parasomnias: qué son y cómo ayudar a un niño que las tiene

miedo monstruos

Las parasomnias son trastornos crónicos del sueño. No nos referimos a que los niños y niñas se despiertan con frecuencia, esto es habitual, sino a determinados fenómenos que se dan durante el sueño. Las parasomnias interrumpen el proceso del sueño, pueden provocar que el niño se despierte totalmente o que se mantenga en un estado entre el sueño y lavigilia parcial.

Las parasomias más comunes durante la infancia son las pesadillas, hablar durante el sueño, los terrores nocturnos y el sonambulismo, pero hay otras. Aunque las parasomnias comienzan en la infancia, algunas personas las mantienen hasta la edad adulta.

Qué son las parasomnias

Miedo a la oscuridad en niños

Como hemos dicho, se conoce como parasomnia a un grupo de alteraciones del sueño muy variadas. En general son benignas, pero de permanecer o ser constantes hay que tratarlas.

La clasificación de las parasomnias se hace en función de la fase de sueño en la que aparecen y su significado. Algunas aparecen en la transición del sueño al despertar, o de la vigilia al sueño, otros son típicos del sueño lento, y otros de la fase REM. Las parasomnias más comunes del despertar son: sonambulismo, terrores nocturnos y despertar confusional. En la fase REM podemos hablar de: parálisis del sueño aislada, movimientos violentos como puñetazos o patadas, pesadillas.

Es importante que adultos y niños durmamos realizando todas las fases del sueño. Si estas anomalías, parasomnias se producen de manera cotidiana en nuestros hijos, su salud se verá deteriorada. En estos casos es importante que lleves al niño a un especialista. Lo más común es que lo incluyan en una unidad del sueño.

¿Cómo ayudar a un niño que tiene parasomnias?

Algunas de las recomendaciones que te damos para evitar que tus hijos padezcan terrores nocturnos o pesadillas, dos de las parasomnias más comunes, tienen que ver con la conducta. Por ejemplo no les dejes ver demasiada televisión o pantallas antes de acostarse, y menos aún si se trata de videojuegos o películas no recomendadas para su edad.

Si se ha despertado gritando de una pesadilla y la recuerda pregúntale en qué consistía y hazle discurrir acerca de su sueño. Habla con ellos sobre sus miedos, y explícales que estos no tienen fundamento. Que estáis a su lado para protegerles y que no les va a pasar nada. Ayúdales a expresar sus sentimientos, y a gestionar sus emociones. Hay distintos juegos y actividades para que los más pequeños aprendan a distinguir una emociones de otras.

Antes de dormir quédate con él, enséñales imágenes bonitas, cuéntale un cuento, repasad juntos los acontecimientos hermosos del día. Estos trucos ayudarán a tu hijo, o hija, a conciliar un sueño más tranquilizador.

Estudios sobre el sueño infantil

La unidad infantil del sueño del Hospital de Valencia ha publicado una serie de estudios muy interesantes sobre la necesidad de un sueño reparador en los niños. Una de las conclusiones es que los estímulos apropiados o inapropiados para iniciar y mantener el sueño a lo largo de la noche se establecen hacia los 3 o 4 meses. Por tanto la manera en la que un bebé duerma durante esta edad es determinante para el inicio de las parasomnias.

Entre el 13 y el 27% de los padres de niños y niñas que tienen entre 4 y 12 años de edad hablan de las siguientes dificultades a la hora de dormir a sus hijos. Quizás alguna de ellas te suene: resistencia o ansiedad a la hora de acostarse, inicio de sueño retrasado, colecho como respuesta a la actitud del niño, ronquidos, enuresis, despertares nocturnos, despertar matinal precoz, pesadillas, terrores del sueño y sonambulismo.

Entre un 10 y un 30% de los niños entre los entre los 4 y 6 años de edad presenta algún grado de sonambulismo. Los terrores nocturnos se suelen dar entre los 2 y los 4 años de edad, y lo que los diferencia de las pesadillas, además de la fase en la que se producen es que los niños no suelen acordarse de ellos. Las pesadillas se dan más entre los 3 y los 6 años.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.