Parto en el agua, qué es y ventajas para la madre y el feto

El parto dentro del agua es un parto natural que se puso de moda a partir de los años 70 del siglo pasado, sin embargo hay civilizaciones antiguas que ya lo practicaban.

Las primeras veces que los partos en agua están documentados es en culturas de Hawái, Samoa, Costa Rica y Nueva Zelanda. En Europa este tipo de nacimientos se registró por primera vez en Francia, en 1805, pero más allá de esta parte histórica queremos comentarte en qué consiste, y las ventajas que tiene tanto para la madre como para el feto.

¿Cómo es eso de parir en el agua?

El parto en agua se puede hacer tanto en casa como en un centro médico, pero hay que tener unas instalaciones adecuadas. Lo mínimo es una bañera, pero hay tipos de piscinas más grandes para mayor comodidad o para que también se meta en el agua la pareja de la parturienta.

La técnica es ingresar en una piscina, o bañera cuando ya se han dilatado 6 o 7 centímetros. Este agua debe ser salada y tener una temperatura de 37º C. La posición que la mujer quiera adoptar para empujar es libre. La idea es que el periodo de expulsión fetal sea en el menor tiempo posible.

Para controlar los latidos cardíacos del feto se utilizan amplificadores de latidos que están adaptados al medio acuático, el tiempo de inmersión completa del recién nacido en el agua es corto. Cuando el cuerpo del bebé sale por completo del agua, se le coge de inmediato de forma que su cara quede fuera del agua. Se saca por completo y entonces se procede a la ligadura de cordón.

Es importante cubrir la cabeza del recién nacido con un gorro para evitar la pérdida de calor, por este motivo cualquier parte del bebe expuesta al aire debe ser cubierta. Tomarás a tu hijo o hija entre los brazos de forma vertical o semivertical de forma preferible pecho con pecho frotando la espalda y cara del bebe de forma suave para estimular la respiración.

Una vez él bebe salga de la bañera, ésta se vacía y la madre expulsara de manera espontánea la placenta para luego pasar a secarse y posteriormente a la cama. En este tipo de parto no suele existir episiotomía, pero si la hubiera habido se satura a la mamá en la camilla. Como en cualquier parto la lactancia debe ser inducida lo antes posible.

Ventajas del parto en agua para la madre


Para empezar la pérdida de sangre es menor en el parto en el agua. Este tipo de parto también evita, en parte, el cansancio ya que es más fácil empujar en el agua. El agua disminuye la presión sanguínea de la madre y el oxígeno llega mejor al útero y al bebé, por lo que las contracciones parecen menos dolorosa. A menudo el feto desciende más rápido, suelen bastar dos o tres empujes.

Estar sumergida en el agua caliente conlleva una sensación de bienestar y relax, de forma que el agua también actúa como analgésico. Por eso se trata de un parto natural en el que no suele hacer falta fármacos.

Técnicamente la ingravidez y el movimiento libre de la madre en la piscina evitan lo que se llama efecto Poseiro. Otra ventaja es que el cuello del útero se ablanda al igual que los músculo de la vagina y el periné.

Ventajas para el recién nacido


El descenso fetal en el parto en el agua es mucho más fácil y suave, nacer en este medio acuático es hacerlo en un ambiente más parecido al de la matriz o vida intrauterina. Además el ritmo cardíaco y la llegada de oxígeno estará mucho menos alterados que en un parto en cama.

Gracias al agua el recién nacido estará más calmado, sereno, menos irritable y con mejor desarrollo de la fuerza muscular.

Te recomendamos este artículo sobre las fases del parto, en el que podrás reconocer cuál es el mejor momento para introducirte en la bañera.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.