Parto en casa: qué debes tener en cuenta

El parto en casa

Muchas mujeres sueñan con la posibilidad de tener un parto en casa, en un ambiente mucho más cálido, acogedor y familiar. Aunque puede parecer algo arriesgado, si se tienen en cuenta las precauciones pertinentes puede ser una opción a tener en cuenta. Dar a luz en tu casa te permite la posibilidad de estar en un entorno más calmado, donde tú misma puedes preparar detalles que harán de tu parto un momento aún más especial.

Pero para que esta idea pueda convertirse en una realidad, es fundamental que se cumplan algunos requisitos indispensables. De lo contrario, la salud de tu bebé y la tuya propia podría verse gravemente comprometida. Por ello, si estás pensando en tener un parto en casa, debes tener en cuenta todos estos puntos.

El parto en casa, ¿una opción para todas?

No, ni mucho menos el parto en casa es una opción para todas las embarazadas. Por una parte, la mayoría de las mujeres prefiere dar a luz en un hospital, rodeada de médicos, instrumental y fármacos. Esto en ningún caso es cuestionable, cada mujer tiene el derecho de decidir qué es lo que desea hacer. Independientemente de la decisión, lo más importante es que siempre se haga desde la madurez, previendo las posibles complicaciones y organizando hasta el más mínimo detalle para que cualquier eventualidad pueda resolverse a la mayor rapidez posible.

Una vez decides que quieres dar a luz en casa, debes saber que tu embarazo debe cumplir ciertos requisitos para que esto sea posible sin correr importantes riesgos.

Veamos cuáles son los requisitos imprescindibles para tener un parto en casa.

Un embarazo normal

representación del canal del parto

Para empezar, es necesario que todo tu embarazo haya transcurrido con normalidad y que una vez llegado el parto, te encuentres entre las semanas 37 y 41 de gestación. Con menos de 37 semanas, el parto se considera de riesgo por nacer el bebé de forma prematura. A partir de la semana 41 pueden existir riesgos por falta de líquido amniótico, infecciones etc. Además:

  • El bebé no puede haber sufrido ninguna complicación de salud durante el embarazo
  • No tener un embarazo múltiple, en este caso existe riesgo de parto prematuro que requiere en cualquier caso de hospitalización
  • El bebé debe estar colocado en la posición adecuada a la hora del parto. Es decir, una vez llegado el momento de dar a luz, la cabeza del bebé debe estar colocada en la pelvis. De lo contrario, se trata de un parto con riesgo alto de complicaciones
  • No haber dado a luz por cesárea en partos anteriores. Puesto que esto aumenta las probabilidades de que vuelva a ocurrir en partos posteriores.

Además, debes valorar tu propia salud durante todo tu embarazo. Si has cogido demasiado peso o si cuentas con sobrepeso anterior al embarazo, si has tenido problemas de tensión alta durante el embarazo, problemas de diabetes o cualquier otro problema de salud. En este caso, lo más probable es que tengas que parir en un hospital. Será la opción más segura para ti misma y para tu hijo.

Cómo prepararte para un parto en casa

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM198009113031101

Necesitarás una persona cualificada que te asista en tu parto, una comadrona o una doula que puedan ayudarte a traer a tu hijo al mundo. Elige bien a la persona adecuada semanas antes del momento del parto, debes confiar plenamente en esa persona y sentirte cómoda con ella. Además, esta persona debe tener contactos con el hospital o con algún servicio médico, ya que es posible que puedas necesitarlo.

No olvides preparar una posible visita urgente al hospital, ya que el parto puede adelantarse y tener que cambiar de planes a última hora. Encárgate de tener un coche cerca y una persona que pueda trasladarte al hospital. Procura tener los móviles bien cargados por si necesitas contactar con el servicio de urgencias y ten preparada la bolsa del hospital por si fuese necesario.

También debes avisar a tu matrona o al médico que esté siguiendo tu embarazo, por si durante estas semanas surge algún inconveniente que pueda comprometer el parto en casa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.