Embarazo y parto tras una cesárea. ¿Es seguro, podré tener un parto vaginal?

embarazada-durmiendo

En muchas ocasiones en la consulta de la matrona o del obstetra las futuras mamás nos preguntan las ventajas de un parto sobre una cesárea. Siempre decimos lo mismo: es mejor un parto, la cesárea solo se debe utilizar cuando es imprescindible.

Sin embargo, existe la creencia de que tanto la mamá como el bebé “sufren” durante el parto, mientras que en la cesárea todo está programado y es mejor para ambos, menos estresante y que ninguno de los dos sufre.

El parto

Es común el pensamiento de que, además, después de una cesárea no es posible el parto vaginal, pero no es así.

Durante el embarazo el cuerpo de la mamá sufre muchos cambios, todos ellos encaminados tanto a poder albergar un bebé en el útero y permitir que se forme y crezca correctamente, como a que el canal del parto se prepare para permitir la salida del bebé.

El parto es un suceso fisiológico para el cuerpo de la mujer, por eso la recuperación después de un parto vía vaginal es mucho mas rápida que tras una cesárea.

Cuando termina el parto vía vaginal se ponen en marcha los mecanismos necesarios para que el útero se contraiga y el sangrado sea el menor posible.

Las contracciones, la dilatación y el paso del bebé por ese canal del parto desencadenan los mecanismos necesarios para que el cambio hormonal se produzca y las hormonas del embarazo den lugar a las de la lactancia, de forma que la “subida de la leche” se produzca antes, por ejemplo…

Si pensamos en el bebé el paso por el canal del parto es la situación mas ventajosa también. Durante la dilatación el bebé se va preparando para atravesar el canal del parto y ese paso hace que el bebé se adapte mucho mejor al cambio que supone nacer.

Por todo esto siempre se intenta que las mamás tengamos partos vaginales, dejando la cesárea como una intervención de urgencias o para casos en los que el parto vaginal es imposible.

Además, tener una cesárea en el primer parto nos condiciona la forma de afrontar el siguiente y puede limitar nuestras posibilidades de tener mas o menos hijos.

cesarea

¿Qué es una cesárea?

Una cesárea es una intervención quirúrgica. No es, por tanto, una situación fisiológica.

Necesita anestesia, un quirófano y un equipo de profesionales como si de cualquier otra intervención quirúrgica se tratase.

Normalmente es necesario pasar unas horas después en una sala de recuperación, una sala donde hay una vigilancia mas estricta de la mamá, en la que generalmente, no pueden estar los bebés, así que esas primeras horas de contacto piel con piel, fundamentales para el bebé, las tiene que pasar lejos de su mamá.

En una cesárea existe mayor riesgo de sangrado o de infección y complicaciones propias de cualquier intervención quirúrgica. Y por supuesto, el tiempo de estancia en el hospital y el tiempo de recuperación después de una cesárea es bastante mas que en un parto.

Tener una cesárea supone que el útero se abre para permitir que el bebé salga a través de la incisión del abdomen de su madre, dejando una cicatriz. Esa cicatriz supone una zona de debilidad de la pared del útero.

Embarazo después de una cesárea

En general todos los especialistas te recomendarán esperar un tiempo prudencial desde la cesárea hasta quedarte de nuevo embarazada. La mayoría de los profesionales hablan de, al menos, un año.

¿Porqué? Para que la cicatrización de la herida, tanto de la pared abdominal como del útero se completen lo mejor posible. La cicatrización de la herida del útero es la que mas tiempo necesita hasta consolidarse de nuevo.

Si nos quedamos embarazadas demasiado pronto puede que el proceso de cicatrización no se haya completado. De forma que al distenderse de nuevo el útero la cicatriz de la cesárea se puede romper.

Una vez pasado ese tiempo prudencial es importante consultar con el especialista, que nos confirmará que podemos buscar un nuevo embarazo.

Es frecuente que al crecer el útero podamos tener ciertas molestias en la zona de la cicatriz. En cuanto el bebé empieza a coger peso pueden aumentar. Consulta con el obstetra el tema, cuando te hagan las ecografías podrán ver la cicatriz y valorar su estado.

No deben suponer una molestia demasiado fuerte. Si notas dolor intenso, tipo “puñalada” en la zona del bajo vientre junto con malestar general, que va aumentando es importante acudir al servicio de urgencias de la maternidad elegida, para que valoren la posibilidad de que la cicatriz se haya roto.

cesarea2

Parto vaginal después de una cesárea(PVDC)

El que el primer parto tuviese que terminar en cesárea no supone que el siguiente parto tenga que seguir la misma vía. Aunque si que condiciona bastante la forma de afrontar el siguiente parto.

Todas las sociedades científicas aconsejan intentar el parto vaginal en el siguiente embarazo. El parto vaginal supone menos riesgo de tener una histerectomía, fiebre, infecciones, complicaciones o tromboembolismos.

La mayoría de los autores de los diferentes estudios al respecto concluyen que el intento de parto vaginal después de cesárea es seguro y debería ser recomendado en la mayoría de los casos.

¿Cómo será mi PVDC?

El útero tiene una cicatriz en su pared, es decir, esa pared no está intacta, existe una zona de debilidad. Por eso hay que cuidarle mucho durante el parto, para que el riesgo de rotura sea mínimo.

Esto supone que el parto debe ser lo mas natural y con las mínimas intervenciones posibles por parte de los profesionales sanitarios. Desde evitar las inducciones, hasta evitar durante el parto administrar goteos de oxitocina o realizar cualquier técnica o maniobra que aumente la intensidad o la frecuencia de las contracciones.

Es muy importante también vigilar tanto como son las contracciones, la frecuencia cardiaca del bebé y la aparición de cualquier signo de alarma que nos pueda indicar que se está produciendo la rotura de la cicatriz de la cesárea anterior.

embarazos

¿Cuántas cesáreas con seguras?

La respuesta es sencilla; las menos posibles. En este enlace os dejo una comparativa entre parto o cesárea.

Aunque hay algunas críticas al respecto, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia(SEGO) no se recomienda realizar mas de tres cesáreas. Después de la primera cesárea se recomienda intentar un parto vaginal, pero si ya has tenido dos cesáreas la recomendación es realizar una tercera cesárea y no tener mas embarazos.

Sin embargo, existen algunas voces críticas con esta medida. Algunos estudios aseguran que el riesgo de rotura uterina en caso de dos o mas cesáreas no es significativamente mayor que en los casos de una sola cesárea, pero el realizar cesáreas sistemáticas si que supone graves riesgos tanto para la mamá como para el bebé.

¿Quién decide si me harán o no una cesárea?

En este caso la decisión debe ser consensuada.

Al final del embarazo, si las condiciones son las adecuadas, tu obstetra te explicará las ventajas e inconvenientes de ambas posibilidades.

Si decides intentar el parto vaginal posiblemente, te pedirán que firmes un documento de consentimiento informado y si decides no intentarlo te programarán la fecha para realizar la cesárea.


Categorías

Embarazo, Salud

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *