Pasta para moldear comestible

plastelina

La masa Yummy Dough de Imaginarium es comestible, es decir, totalmente inofensiva para los niños. Es un juguete sano, natural y muy divertido. Con esta masa los pequeños podrán entretenerse durante horas creando miles de formas y figuras que luego podrán comer. Si, aunque suene un poco raro de verdad que se lo pueden comer. En realidad aunque parezca plastilina, no es exactamente eso, es simplemente una masa para hornear y se moldea como si fueran galletas. Esta ingeniosa masa fue ideada por y para los niños. Es 100% sana y con ingredientes naturales. Fabricada en Alemania ha sido sometida a numerosos controles sanitarios y alimentarios para garantizar la seguridad del niño. No lleva levadura para que las figuras queden mejor una vez acabadas. Esta masa no es nada pegajosa y no se adhiere a las manos por lo que es muy fácil y limpio jugar con ella. Otra cosa a tener en cuenta es su secado pues aunque sea trabajada durante largo rato, la masa solo se seca en el horno. Es ahí donde las figuras quedan con su forma fija y sus colores permanecen inalterables aun con todo el calor del horno.

En la caja que os mostramos podréis encontrar un paquete con la mezcla de color rojo de 113 gramos, así como otras tres mezclas del mismo peso en color verde, amarillo y azul. Todos los brillantes colores están formulados con colorantes naturales como la remolacha para el rojo. También se incluye en el paquete una espátula y un dosificador. Este último es importante pues para obtener una masa consistente debe añadirse a 15 ml de agua por cada 113 gramos de polvo de color. El tiempo que necesita para la cocción depende del tamaño de las figuras pero más o menos de 20 a 30 minutos, con una temperatura de 120 a 130 grados. Se recomienda consumir las figuritas antes de dos días.

fuente: Imaginarium


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *