Pautas para implicar a los niños en las tareas domésticas

Implicar a los niños en las tareas domésticas

Implicar a los niños en las tareas domésticas es fundamental por varios motivos. Primero porque se desarrolla su autonomía, su responsabilidad, el valor del trabajo y el esfuerzo, entre otros. Pero también porque es esencial para la convivencia y bienestar de toda la familia. Llevar una casa adelante cuesta mucho esfuerzo y mantenerla en condiciones es labor de todos los que viven en ella.

Incluidos los niños y niñas porque además, colaborar con las tareas de casa es la primera lección para una educación libre de sexismo en el entorno familiar. Ni mamá se tiene que encargar de todo, ni los niños están exentos de colaborar con las tareas de casa. Y cuanto antes se comience mucho mejor, porque cuanto más pequeños más moldeables son y más fácil es de conseguir que adquieran hábitos.

Las tareas domésticas implican a toda la familia

Enseñar a los niños a guardar la ropa

Que los niños sean autónomos e independientes es fundamental para su desarrollo. Y ser conscientes de que las labores de casa también son su responsabilidad es un buen punto de partida. Porque las habilidades que se adquieren de las tareas domésticas les acompañarán durante toda su vida de adultos. Por lo que los niños deben ser capaces de mantener sus cosas en orden, tener unos buenos hábitos de limpieza en casa y saber cómo hacerlo.

En muchos casos son los propios padres y madres quienes eliminan a los niños de la ecuación de las tareas del hogar. Ya sea por evitar que los niños tengan que hacer ese tipo de esfuerzo, por evitar que crezcan demasiado rápido o por el simple hecho de sentirse necesitada por ellos. Aunque es algo que se hace con todo el amor del mundo, no es beneficioso para los niños, porque se vuelven vagos, poco responsables y dependientes.

Además, para los niños puede ser algo totalmente normal que generalmente imitan desde que son bebés. Muchos niños cogen la escoba y quieren imitar tus movimientos, porque para ellos es totalmente natural, aprenden por imitación. Incluso, les hace sentir parte de la familia, ese sentimiento de pertenencia a algo, a un grupo, es esencial para el desarrollo emocional de los niños.

Cómo hacer que los niños colaboren en las tareas domésticas

Tareas domésticas para todos

Cuando algo se convierte en una obligación deja de ser divertido, pero no por ello deja de ser necesario y esto es lo que debemos hacer entender a los hijos. Tener una casa limpia y ordenada es trabajo de todos, cada uno dentro de sus posibilidades y esto es lo que hay que trabajar para lograr que los niños se impliquen en las tareas domésticas. Estas son algunas pautas para conseguirlo.

  1. Tareas determinadas. No esperes que los niños decidan qué quieren hacer en casa, porque además de tener que limpiar tendrán que pensar y eso puede ser demasiado trabajo. Crea una tabla donde cada uno tenga definida su tarea y cuándo tiene que cumplirla.
  2. Enséñales a hacerlas. Antes de pedirles que hagan las cosas ellos solos, pídeles que te ayuden y así irán aprendiendo. Que te ayuden a estirar las sábanas, a doblar la ropa limpia o a aspirar el suelo, por ejemplo.
  3. Nunca como un castigo. Limpiar la casa forma parte de las obligaciones de todos, por lo que no puede ser utilizado como castigo.
  4. No les corrijas si lo hacen mal. El refuerzo positivo es fundamental para que los niños aprendan sin frustraciones. Es normal que al principio no hagan las cosas a la perfección, prémiales por su esfuerzo y dales algunos consejos para que la próxima vez salga mejor.
  5. Que sea algo divertido. Pon música para que limpiar sea más divertido y procura que a la vez que los niños cumplen con sus tareas el resto de la familia se encargue de las suyas. Así, se trata de un trabajo en equipo que fomenta el esfuerzo. Si ven que solo ellos trabajan, lo harán sin ganas y con un sentimiento negativo.

Las tareas de los niños en la organización de la casa deben ir acorde a sus capacidades. Y estas deben variar para que los peques no se aburran. Si una semana se encargan de quitar la mesa, la siguiente tendrán que hacer algo diferente, como doblar los calcetines. Variar y aprender cosas diferentes es una motivación para todos, incluidos los niños. Enseña a tus hijos a colaborar en las tareas domésticas por el bien común de toda la familia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.