Pechos en la lactancia: cambios que debes esperar

pechos lactancia

Durante el embarazo nuestros pechos son los primeros en notar los cambios. Es nuestro cuerpo preparándose para alimentar a la nueva vida que se está creando en nuestro interior. Tu pecho no será el mismo durante el embarazo, durante la lactancia y durante el destete. Observarás cambios en ellos que debes saber para saber cuando son normales o puede haber algún problema.

Cambios en tus pechos durante el embarazo

Los primeros signos de embarazo se suelen notar primero en los pechos. En el momento en el que el óvulo fecundado anida en el útero, los niveles de progesterona bajan, empezando la transformación de nuestros pechos en órganos para amamantar.

Los primeros cambios que notarás serán que tanto los pechos como los pezones están mucho más sensibles y blandos, a algunas mujeres incluso les llegan a doler. También crecen mucho, pudiendo llegar incluso a ser el doble que antes de quedarte embarazada.

A partir de las 12 semanas tus pechos ya no entrarán en tus sujetadores habituales. Tendrás que optar por sujetadores de embarazada, que son muy cómodos. A partir del segundo trimestre notarás como tus aureolas se han vuelto más grandes y oscuras, y los bultitos que tenemos (llamados tubérculos de Montgomery) son más notables. Según vayan pasando las semanas se volverán más grandes y pesados. La leche estará lista antes de que nazca tu bebé, puedes poner discos absorbentes para evitar las manchas.

Para evitar que te salgan estrías en los pechos durante el embarazo, hidrátalos bien con una crema específica durante todo el embarazo. Aunque la aparición de estrías está también determinada por la genética, si nos cuidamos haremos que serán muchas menos que si no nos cuidamos.

Cambios en tus pechos en la lactancia

Unos 2 o 4 días tras el parto notarás como sube la leche. Los pechos se ponen firmes y los sientes llenos. Puede tardar un poco más si el parto ha sido por cesárea o has tenido un parto traumático. Si notas que tus pechos en la lactancia se endurecen en exceso y están demasiado llenos puede que sea por una congestión. Esto es cuando tu cuerpo produce más leche de la que pueden soportar tus pechos. Es algo pasajero, para aliviarlo asegúrate de que tu bebé se agarra bien al pecho, masajéalos mientras amamantas para que se vacíen mejor y dando el pecho en distintas posiciones.

pecho lactancia materna

Si tu bebé tiene pocas tomas o con horarios más rígidos, puede que se produzca la ingurgitación. Sucede cuando tus pechos producen más leche de la que el bebé mama. Cuando se inflama uno o varios lóbulos de la mama sucede la mastitis, que puede ir acompañado de infección o no.

Durante los primeros 3 meses de lactancia es normal sentir los pechos llenos antes de cada toma. Esta sensación se perderá con el paso del tiempo pero esto no significa que produzcas menos leche sino que puede que estés perdiendo algo del tejido graso del pecho. A los 15 meses tus pechos deberían tener el mismo volumen que antes del embarazo o puede que menos, independientemente de que des el pecho o no.

Si sientes que tus pechos están calientes, rojos o que te duelen mucho puede que tengas una infección. Acude a tu médico cuanto antes para que sepa valorarlo y tratarlo cuanto antes. También acude a tu médico si sientes picazón o descamación en los pechos, ya que puede ser un eccema o una infección bacteriana o fúngica.

Tus pechos tras el destete

Cuando dejamos de dar el pecho, este irá volviendo a su estado anterior poco a poco, invirtiéndose el proceso de lactancia. En unos 3 meses ya debería recuperar su estado anterior al embarazo. En el momento en el que te quedes embarazada todo el proceso comenzará de nuevo.

Porque recuerda… tu cuerpo es una maquinaria precisa cuyos cambios son necesarios para traer a este mundo la vida que se está gestando en tu interior. Conocerlos nos será muy útil para saber que esperar y no asustarnos antes estos cambios.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.