Pegar a los niños

Pegar a los niños

Las viejas costumbres, decían que para que un niño aprendiera, era buenopegarle una buena torta o un azote en el culo, una costumbre que también se seguía en la escuela, en las cuales existía el dicho: “la letra con sangre entra”.

Cuando los niños son pequeños, no tienen la capacidad de comprender aquello que está bien o mal. Los adultos, somos los encargados de enseñarle los buenos modales y todo lo está permitido o no se debe hacer por ser peligroso. Si el niño ya tiene la capacidad de comprender, será más fácil inculcarle e indicarle aquello que debe o no hacer.

Un hecho muy puntual y erróneo, es no corregir al niño cuando todavía es pequeño por no tener conocimiento, pero cuando va creciendo (4 o 5 años), comenzar a hacerlo. Si el niño está acostumbrado a algo que antes hacía y ahora no puede, le resultará difícil de entender.

Pegar a un niño no es una forma adecuada de educar, pues el niño obedece por el miedo al castigo, pero no porque haya comprendido que aquello no se hace. En los niños más pequeños, no ocurre ni incluso este hecho, ellos solo sienten que se les ha pegado y no comprende el porqué de esta acción, solo recuerdan que se les pegó y esto les crea un trauma, siendo más difícil posteriormente educarles.

Si simplemente se le pega a un niño cuando se acerca a algún lugar de peligro, él solo relacionará ese peligro con el daño físico, pero no porque ese lugar tiene peligro para él. Lo mejor es explicarle lo que puede pasar.

Mas información – Aprender a controlarse en un niño

Fuente – Web del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *