Peligro con los electrodomésticos

Si bien es cierto que los electrodomésticos fueron creados para felicitarnos la vida, permitiéndonos ahorrar mucho tiempo y mucho trabajo debemos tener presente que para los niños pueden convertirse en objetos muy peligrosos.

La cocina es uno de los lugares de la casa, al igual que el baño, donde está lleno de peligros si no cuidamos a los niños. Por eso cuando estén en estos ambientes no es aconsejable dejarlos solos. Los electrodomésticos suelen alcanzar altas temperaturas, además de tener cuchillas y otras piezas cortantes.

Cuando los niños observan un electrodoméstico, lo menos que piensan es que son peligrosos, ellos los verán como un juguete muy llamativo, que al pulsar algún botón hace ruido y sus piezas se mueven.

Debemos evitar comprar electrodomésticos con partes llamativas que puedan ser confundidas con juguetes, por ejemplo licuadoras con muchas lucecitas.

Elige entre los modelos que vienen con un bloqueador de seguridad. Los electrodomésticos más nuevos incorporan este mecanismo. Que solo se activa o desactiva cuando los adultos eligen este comando (es normal verlos en lavarropas o lavavajillas).

Debes observar que el electrodoméstico no cuente con partes eléctricas accesibles para los pequeños dedos de los niños. Elige los que tienen enchufes de enclavamiento profundo.

Trata de colocarlos en sitios altos y no a la vista de los pequeños. Ponlo donde puedas colocar trabas.

Por otro lado, es aconsejable que jamás dejes cables al alcance de los pequeños y, de más está decirlo, que tapes los enchufes.

Préstale atención a la plancha cuando la estés usando, puede pasa que después de planchar una prenda nos distraigamos doblándola o poniéndola en la pila y en ese segundo de descuido el niño la toque o tire de su cable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *