Peligros en el hogar

Una etapa muy bonita y a la vez peligrosa, es cuando el niño comienza a explorar todo lo que le rodea, sobre todo, en el hogar. En esta etapa, hay que tener especial cuidado, ya que los peligros le acechan por doquier, su incansable curiosidad, le hacen ir directamente a lugares como los enchufes eléctricos, envases de colores (detergentes, limpieza del hogar, desinfectantes…), armarios abiertos sin cerradura, escaleras, rejas con huecos, objetos a la mano (figuras, vidrio…), utensilios puntiagudos (tijeras, cuchillos…), ventanas abiertas, cables colgantes… si quieres un remedio, aunque parezca tonto, gatea tú mismo a su altura y verás cuantas cosas sorprendentes y curiosas está a su alcance. Te servirá de experiencia, además de quitar muchas cosas y elementos de su alcance.

Nunca es suficiente la seguridad. Te mostramos para cada ejemplo anterior, las posibles precauciones:

–                    enchufes eléctricos. Estos se pueden proteger con los artículos de plástico adecuados para ello

–                    envases de productos químicos. Situarlos en lugares más elevados

–                    armarios abiertos. Coloca cerraduras o pestillos

–                    escaleras. Pon barandas de plástico enganchadas a la barandilla principal, estas le cortarán el paso

–                    rejas con huecos. Coloca mallas adecuadas para ello

–                    objetos a la mano. Simplemente con su retirada es suficiente (recuerda que cuando hay un niño en casa, el aspecto decorativo no se puede conservar igual)

–                    utensilios puntiagudos. Procura que nunca estén al alcance, sino guardados en su debido lugar

–                    las ventanas abiertas, nunca deben de estarlo mientras hay niños

–                    cables colgantes. Se pueden ocultar o eliminar si es posible


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *