Picaduras de abejas o avispas

Picaduras de abejas o avispas

Es algo normal que los niños no sepan los peligros que les rodean, todavía no son conscientes de las experiencias que les puede deparar muchas cosas de las que le rodean, entre ellas, las picaduras de los insectos.

Las abejas y avispas, son muy comunes en verano, ya que es una época en el polen está en el ambiente y estas, están en plena reproducción. En los climas templados, todavía se las suele ver en más abundancia y a ello, se le suma también las salidas más asiduas de los niños, ya que con el buen tiempo, todos salimos al parque, la piscinas… a disfrutar del aire libre, en el cual, viven estos insectos y hay que convivir con ellos.

Una picadura de abeja o avispa es muy dolorosa, por ello, hemos de estar atentos a los niños si se produce una de estas. Las reacciones alérgicas a estas picaduras son muy comunes.

Una picadura se produce cuando la avispa muerde introduciendo el veneno en la piel, sin embargo, las abejas, introducen el aguijón con un saquito lleno de veneno y en consecuencia, esta muere.

Los síntomas que se producen con estas picaduras son los siguientes, aunque son muy variados, dependiendo de la persona:

Mucho dolor o ardor en la zona durante una o dos horas

Hinchazón que aumenta en las primeras 24 horas, la cual, va desapareciendo a lo largo de 4 días

Enrojecimiento de la zona

Si estamos aturdidos y no sabemos como reaccionar, llamaremos al doctor en el caso de que:

Si anteriormente a otra picadura, el niño presentó alguna reacción alérgica (dificultad al respirar, tragar, palidez, taquicardia…). Esto se presente al cabo de 20 minutos a 2 horas después de la picadura, dependiendo del organismo.

Mas información – Madres hoy

Fuente – Web del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *