Picaduras de insectos: a veces son preocupantes, ¿qué hacer?

amoxicilina

Las picaduras de insectos son habituales durante el verano. Una picadura de insecto puede ocurrir tanto a adultos como a niños. Durante el verano los insectos están por todas partes y algunos de ellos pueden picar para defenderse o alimentarse. Estas picaduras pueden pasar de leves a graves en pocos segundos. Cuando es una picadura leve duele un poco, no se hincha demasiado y al poco se pasa, pero cuando se vuelve una picadura preocupante, ¿qué se debe hacer?

Lo primero es saber diferenciar si una picadura se ha vuelto preocupante. En este caso es importante valorar la hinchazón, si pica o escuece, si la persona tiene fiebre después de haber sido picado por el insecto en cuestión, si tiene pus, si tiene zonas no solo rojas si no también amarillentas, si supura algún tipo de líquido… Una vez que se tenga todo esto en cuenta habrá que buscar el mejor remedio. 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no hay que rascarse la picadura, independientemente del insecto que nos haya picado. Después se puede aplicar alguna crema con corticoides en la picadura para controlar la picazón y la inflamación que ha provocado la misma. Después, cuando la crema haya sido absorbida se puede aplicar un poco de hielo con un paño para aliviar el escozor y la inflamación.

Lo ideal en estos casos es siempre acudir al médico para que valore el estado de la picadura ya que en algunos casos puede ser que te deba recetar alguna crema antibiótica o algún otro tratamiento específico dependiendo de la picadura del insecto. Además, el médico puede que te ayude a descubrir qué tipo de picadura es y cuál ha sido el insecto que lo ha provocado. En ocasiones, saber el insecto que ha provocado la reacción es importante para mejorar el tratamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *